jueves, 29 de octubre de 2015

Fotos para el recuerdo (procesión Virgen del Carmen)

Y aquí tenemos otra, la Virgen es la que tenemos ahora, pero si os fijais la peana no es la misma que en la foto anterior por lo que se trata de otro año. Si tenéis alguna foto de procesiones de la Virgen del Carmen podríais compartirlas y entre todos hacer un gran álbum para el recuerdo.

domingo, 18 de octubre de 2015

Monseñor Barrio agradece la labor de los misioneros y pide apoyo económico para ellos en el día del Domund


“Nuestro agradecimiento a todos los misioneros y misioneras y a todas las personas que les acompañan en el compromiso de anunciar el Evangelio, asegurándoles nuestra oración, ayudando económicamente según nuestras posibilidades y apoyando las vocaciones misioneras”. Así se expresa el arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, en su Carta Pastoral dedicada al Día del Domund, que la Iglesia celebrará este próximo domingo día 18 de octubre. Con el lema “Misioneros de la Misericordia”, esta jornada recuerda a todos los fieles la necesidad de apoyar económicamente, y con su oración, la tarea de todos los misioneros. En su Carta Pastoral, monseñor Barrio indica en referencia al lema de esta jornada, que “en esta sociedad nuestra dolorida por tanto sufrimiento humano y espiritual no podemos olvidar que la misericordia y la verdad están íntimamente unidas. Esta es nuestra misión: ser misioneros de la misericordia”.
El arzobispo compostelano explica, también, que “en esta clave hemos de interpretar la vocación misionera, intensificando nuestra oración para que el Señor suscite muchas y fieles vocaciones para la misión así como una colaboración con las necesidades pastorales de la Iglesia universal, absolutamente necesaria. Es esperanzador el número de misioneros y misioneras españoles, casi trece mil”.
“Es esperanzador también”, recuerda monseñor Barrio, “comprobar el incremento notable de la cooperación económica con las misiones. La obra misionera nos atañe a todos”.
La Jornada Mundial de las Misiones, en España conocida como Domund, es una llamada de atención sobre la responsabilidad de todos los cristianos en la evangelización e invita a amar y apoyar la causa misionera. Los misioneros dan a conocer a todos el mensaje de Jesús, especialmente en aquellos lugares del mundo donde el Evangelio está en sus comienzos y la Iglesia aún no está asentada.
Estos lugares son conocidos como Territorios de Misión, están confiados a la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y dependen en gran medida de la labor de los misioneros y del sostenimiento económico las Obras Misionales Pontificias de todo el mundo.
El Domund, es una jornada universal que se celebra en todo el mundo el penúltimo domingo de octubre para ayudar a los misioneros en su labor evangelizadora desarrollada entre los más pobres, pero durante todo el año se promueven y realizan actividades de animación misionera y de cooperación con las misiones.

lunes, 12 de octubre de 2015

Hoy celebramos a Nuestra Señora del Pilar, patrona de la hispanidad


Cuenta la Tradición que el Apóstol Santiago viajó a España para predicar el Evangelio y que la Virgen María se le apareció en un pilar, mientras ella aún vivía en Tierra Santa. De allí es que surge la advocación de Nuestra Señora del Pilar que se celebra cada 12 de octubre.
Era el año 40 d.c. y San Santiago, en una noche de profunda oración a orillas de río Ebro, vio a la Madre de Jesús, quien le pidió que se le edificase ahí una Iglesia con el altar en derredor al pilar.
"Este sitio permanecerá hasta el fin del mundo para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que imploren mi ayuda", dijo la Virgen María.
Esto se cumplió. El lugar ha sobrevivido a invasiones, la guerra civil española, la caída tres bombas que no estallaron. Además, con el fomento de la devoción, se han obrado numerosos milagros.
Después de la aparición, San Santiago y sus discípulos comenzaron a construir una capilla, donde estaba la columna, y le dieron el nombre de “Santa María del Pilar”. Lo que se convirtió en el primer templo del mundo dedicado a la Virgen María.
San Juan Pablo II, en 1984, reconoció a la Virgen del Pilar como “Patrona de la Hispanidad”.
(Fuente:Aciprensa)

viernes, 9 de octubre de 2015

Procesión Virgen del Carmen (recuerdos)


Una nueva foto para el recuerdo de la procesión de la Virgen del Carmen. Gracias a todos los que lo hacéis posible.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Hoy la Iglesia celebra a la Virgen del Rosario


El 7 de octubre se celebra a la Virgen del Rosario, advocación que hace referencia al rezo del Santo Rosario que la propia Madre de Dios pidió que se difundiera para obtener abundantes gracias.
En el año 1208 la Virgen María se le apareció a Santo Domingo y le enseñó a rezar el Rosario para que lo propagara. El santo así lo hizo y su difusión fue tal que las tropas cristianas, antes de la Batalla de Lepanto (7 de octubre de 1571), rezaron el Santo Rosario y salieron victoriosos.
El Papa San Pío V en agradecimiento a la Virgen, instituyó la fiesta de la Virgen de las Victorias para el primer domingo de octubre y añadió el título de “Auxilio de los Cristianos” a las letanías de la Madre de Dios.
Más adelante, el Papa Gregorio XIII cambió el nombre de la Fiesta al de Nuestra Señora del Rosario y Clemente XI extendió la festividad a toda la Iglesia de occidente. Posteriormente San Pío X la fijó para el 7 de octubre y afirmó: “Denme un ejército que rece el Rosario y vencerá al mundo”.
Rosario significa “corona de rosas y, tal como lo definió el propio San Pío V, “es un modo piadosísimo de oración, al alcance de todos, que consiste en ir repitiendo el saludo que el ángel le dio a María; interponiendo un Padrenuestro entre cada diez Avemarías y tratando de ir meditando mientras tanto en la Vida de Nuestro Señor".
San Juan Pablo II, quien añadió los misterios luminosos al rezo del Santo Rosario, escribió en su Carta Apostólica “Rosarium Virginis Mariae” que este rezo mariano “en su sencillez y profundidad, sigue siendo también en este tercer Milenio apenas iniciado una oración de gran significado, destinada a producir frutos de santidad”.
El Papa peregrino termina esa misma Carta con una hermosa oración del Beato Bartolomé Longo, apóstol del Rosario, que dice:
Oh Rosario bendito de María, dulce cadena que nos une con Dios,
vínculo de amor que nos une a los Ángeles,
torre de salvación contra los asaltos del infierno,
puerto seguro en el común naufragio, no te dejaremos jamás.
Tú serás nuestro consuelo en la hora de la agonía.
Para ti el último beso de la vida que se apaga.
Y el último susurro de nuestros labios será tu suave nombre,
oh Reina del Rosario de Pompeya,
oh Madre nuestra querida,
oh Refugio de los pecadores,
oh Soberana consoladora de los tristes.
Que seas bendita por doquier, hoy y siempre, en la tierra y en el cielo.
(Fuente: Aciprensa)

domingo, 4 de octubre de 2015

Hoy celebramos a San Francisco de Asís, ejemplo de pobreza, armonía y paz


 “Conozco a Cristo pobre y crucificado, y eso me basta", decía San Francisco de Asís, cuya fiesta se celebra cada 04 de octubre y a quien el Papa, que lleva el nombre de Francisco por este Santo, lo definió como hombre de armonía y de paz.
San Francisco nació en Asís (Italia) del 1182, en una familia acomodada. Tenía mucho dinero y lo gastaba con ostentación. Sólo se interesaba por “gozar la vida”.
En su juventud se fue a la guerra y es tomado prisionero. Luego de ser liberado cae constantemente enfermo hasta que escucha una voz que le exhortó a “servir al amo y no al siervo”.  Retorna a casa y con la oración fue entendiendo que Dios quería algo más de él.
Comenzó a visitar y servir a los enfermos y hasta regalar sus ropas o el dinero. De esta manera desarrollaba su espíritu de pobreza, humildad y compasión.
Cierto día, mientras oraba en la Iglesia de San Damián, le pareció que el crucifijo le repitió tres veces: “Francisco, repara mi casa, pues ya ves que está en ruinas”. Entonces, creyendo que se le pedía que reparase el templo físico, fue, vendió los vestidos de la tienda de su padre, llevó el dinero al sacerdote del templo y le pidió vivir ahí.
El presbítero le aceptó que se quedara, pero no el dinero. Su padre lo buscó, lo golpeó furiosamente y, al ver que su hijo no quería regresar a casa, le exigió el dinero. Francisco, ante el consejo del Obispo, le devolvió hasta la ropa que llevaba encima.
Más adelante ayuda a reconstruir la Iglesia de San Damián y de San Pedro. Con el tiempo se traslada una capillita llamada Porciúncula, la cual reparó y se quedó allí a vivir. Por la caminos solía saludar diciendo: La paz del Señor sea contigo”.
Su radicalidad de vida fue atrayendo a algunos que querían hacerse sus discípulos. Es así que en 1210 Francisco redactó una breve regla y junto a sus amigos se fue a Roma, donde obtienen la aprobación.
El Santo hizo de la pobreza el fundamento de su orden y el amor a la pobreza se manifestaba en la manera de vestirse, los utensilios que empelaban y los actos. A pesar de todo, siempre se les veía alegres y contentos.
Su humildad no era un desprecio sentimental de sí mismo, sino en la convicción de que “ante los ojos de Dios el hombre vale por lo que es y no más”.
"Hay muchos que tienen por costumbre multiplicar plegarias y prácticas devotas, afligiendo sus cuerpos con numerosos ayunos y abstinencias; pero con una sola palabrita que les suena injuriosa a su persona o por cualquier cosa que se les quita, enseguida se ofenden e irritan. Estos no son pobres de espíritu, porque el que es verdaderamente pobre de espíritu, se aborrece a sí mismo y ama a los que le golpean en la mejilla", decía.
Considerándose indigno, llegó sólo a recibir el diaconado y dio a su Orden el nombre de frailes menores porque quería que sus hermanos fueran los siervos de todos y buscasen siempre los sitios más humildes.
Se le atribuye haber comenzado la tradición del “belén” o “nacimiento” que se mantiene hasta nuestros días. Dios le mandó el milagro de los estigmas. Murió el 3 de octubre de 1226.
El 4 de octubre de 2013 el Papa Francisco visitó Asís y en su homilía dijo que “San Francisco es testigo del respeto por todo, de que el hombre está llamado a custodiar al hombre, de que el hombre está en el centro de la creación, en el puesto en el que Dios – el Creador – lo ha querido, sin ser instrumento de los ídolos que nos creamos… Francisco fue hombre de armonía, un hombre de paz”.
(Fuente: Aciprensa)

Papa Francisco en Vigilia del Sínodo: La familia es luz en la oscuridad del mundo


El Papa Francisco presidió en la tarde del sábado una Vigilia de Oración por el Sínodo de la Familia en la Plaza de San Pedro.
Después de la intervención de los responsables mundiales de algunos movimientos y realidades eclesiales, el Santo Padre pronunció su homilía, en la que trazó algunos aspectos de la familia y de la propia Iglesia, que es “madre” “capaz de engendrar la vida”.
La familia es lugar de santidad evangélica, llevada a cabo en las condiciones más ordinarias” y “cada familia es siempre una luz, por más débil que sea, en medio de la oscuridad del mundo”.
El Papa pidió a los miles de fieles presentes rezar por el Sínodo y sus participantes, “pues, como recordaba el Patriarca Atenágoras, sin el Espíritu Santo, Dios resulta lejano, Cristo permanece en el pasado, la Iglesia se convierte en una simple organización, la autoridad se transforma en dominio, la misión en propaganda, el culto en evocación y el actuar de los cristianos en una moral de esclavos”.
Oremos, pues –pidió– para que el Sínodo que se abre mañana sepa reorientar la experiencia conyugal y familiar hacia una imagen plena del hombre” así como “reconocer, valorizar y proponer todo lo bello, bueno y santo que hay en ella”.
También solicitó que el Sínodo sepa “abrazar las situaciones de vulnerabilidad que la ponen a prueba: la pobreza, la guerra, la enfermedad, el luto, las relaciones laceradas y deshilachadas de las que brotan dificultades, resentimientos y rupturas; que recuerde a estas familias, y a todas las familias, que el Evangelio sigue siendo la ‘buena noticia’ desde la que se puede comenzar de nuevo”.
Que los Padres sepan sacar del tesoro de la tradición viva palabras de consuelo y orientaciones esperanzadoras para las familias, que están llamadas en este tiempo a construir el futuro de la comunidad eclesial y de la ciudad del hombre”, dijo a continuación.
Francisco recordó que “la andadura misma de Jesús entre los hombres toma forma en el seno de una familia, en la cual permaneció treinta años. Una familia como tantas otras, asentada en una aldea insignificante de la periferia del Imperio”.
El Pontífice contó brevemente la historia del beato Charles de Foucauld, que quedó fascinado por el misterio de la Sagrada Familia, por la relación cotidiana de Jesús con sus padres y sus vecinos, por el trabajo silencioso, por la oración humilde.
“Para entender hoy a la familia, entremos también nosotros –como Charles de Foucauld– en el misterio de la Familia de Nazaret, en su vida escondida, cotidiana y ordinaria, como es la vida de la mayor parte de nuestras familias, con sus penas y sus sencillas alegrías”.
Una “vida entretejida de paciencia serena en las contrariedades, de respeto por la situación de cada uno, de esa humildad que libera y florece en el servicio; vida de fraternidad que brota del sentirse parte de un único cuerpo”.
“En ella se respira la memoria de las generaciones y se ahondan las raíces que permiten ir más lejos. Es el lugar de discernimiento, donde se nos educa para descubrir el plan de Dios para nuestra vida y saber acogerlo con confianza”.
Así, “la familia es lugar de gratuidad, de presencia discreta, fraterna, solidaria, que nos enseña a salir de nosotros mismos para acoger al otro, a perdonar y ser perdonados”.
El Papa pidió también que el Sínodo “más que hablar sobre la familia, sepa aprender de ella, en la disponibilidad a reconocer siempre su dignidad, su consistencia y su valor, no obstante las muchas penalidades y contradicciones que la puedan caracterizar”.
“Una Iglesia que es familia sabe presentarse con la proximidad y el amor de un padre, que vive la responsabilidad del custodio, que protege sin reemplazar, que corrige sin humillar, que educa con el ejemplo y la paciencia. A veces, con el simple silencio de una espera orante y abierta”.
“Una Iglesia sobre todo de hijos, que se reconocen hermanos, nunca llega a considerar al otro sólo como un peso, un problema, un coste, una preocupación o un riesgo: el otro es esencialmente un don, que sigue siéndolo aunque recorra caminos diferentes”.
Francisco concluyó recordando que “la Iglesia es una casa abierta, lejos de grandezas exteriores, acogedora en el estilo sobrio de sus miembros y, precisamente por ello, accesible a la esperanza de paz que hay dentro de cada hombre, incluidos aquellos que –probados por la vida– tienen el corazón lacerado y dolorido”.
Por eso, “puede verdaderamente iluminar la noche del hombre, indicarle con credibilidad la meta y compartir su camino, sencillamente porque ella es la primera que vive la experiencia de ser incesantemente renovada en el corazón misericordioso del Padre”.
(Fuente: ACIPRENSA)

Sed como niños


Evangelio según San Mateo 18,1-5.10. 
En aquel momento los discípulos se acercaron a Jesús para preguntarle: "¿Quién es el más grande en el Reino de los Cielos?". 
Jesús llamó a un niño, lo puso en medio de ellos 
y dijo: "Les aseguro que si ustedes no cambian o no se hacen como niños, no entrarán en el Reino de los Cielos.
Por lo tanto, el que se haga pequeño como este niño, será el más grande en el Reino de los Cielos.
El que recibe a uno de estos pequeños en mi Nombre, me recibe a mí mismo.
Cuídense de despreciar a cualquiera de estos pequeños, porque les aseguro que sus ángeles en el cielo están constantemente en presencia de mi Padre celestial."

(Fuente: Católicos en Acción) 

sábado, 3 de octubre de 2015

Santo Padre, enséñados a rezar - Un minuto con Francisco



(Fuente: Catholic link)

Procesión Virgen del Carmen


Y una nueva foto para el recuerdo
 de la procesión de la Virgen del Carmen



Gracias a Jose  Calviño Saleta  por permitirme compartir con todos vosotros estas fotos que el subió a su grupo  "Eres do Barrio Os Mariñeiros si..." y que durante un tiempo os iré enseñando. Os invito a compartir las fotos de la parroquia que tengais vosotros. 

viernes, 2 de octubre de 2015

Hoy celebramos a nuestros protectores los Ángeles Custodios


 “Todo fiel tiene junto a sí un ángel como tutor y pastor, para llevarlo a la vida”, decía San Basilio al referirse al ángel custodio, aquel que Dios pone a cada uno desde la concepción y cuya fiesta se celebra cada 2 de octubre.
La palabra “ángel” proviene del griego y significa “Mensajero”. Estos espíritus celestiales son citados por ejemplo en el Salmo 90: "A sus ángeles ha dado órdenes Dios para que te guarden en tus caminos".
Jesús también los menciona en su famosa frase (Mt. 18,10): "Cuídense de despreciar a cualquiera de estos pequeños, porque les aseguro que sus Ángeles en el cielo están constantemente en presencia de mi Padre celestial".
La Iglesia celebra la fiesta de los ángeles custodios desde el Siglo XVII. Fue instituida por el Papa Clemente X.
(Fuente: Aciprensa)

jueves, 1 de octubre de 2015

Día internacional de las personas de edad



Día Internacional de las Personas de Edad

CÁRITAS ALERTA SOBRE LA ESPECIAL VULNERABILIDAD DE LOS MAYORES EN ASPECTOS COMO LAS PENSIONES Y LA DEPENDENCIA


Cáritas. 1 de octubre de 2015.- Con motivo del Día Internacional de las Personas de Edad, que se celebra hoy, Cáritas Española llama la atención sobre la necesidad de defender la dignidad de las personas mayores, en unos momentos en los que su situación es especialmente vulnerable debido a la precariedad a la que se enfrentan en ámbitos como las pensiones o la dependencia.
Acelerado proceso de envejecimiento
Nuestro país figura entre los que, a nivel europeo, necesitan una mayor toma de conciencia sobre estas carencias, sobre todo debido al hecho de que España avanza aceleradamente en su proceso de envejecimiento. Actualmente hay cerca de 8,5 millones de personas mayores de 65 años, que representan el 18% del total de la población. A su vez, sigue aumentando la proporción de octogenarios, que suponen el 5,7% de toda la población española. Dentro de diez años, estas cifras se habrán disparado y es probable que el porcentaje de mayores en 2050 sea más del doble que en la actualidad.
Los avances de la medicina y la mejora de la calidad de vida están contribuyendo a prolongar la vida humana como nunca había sido posible. Y debemos entender la presencia de tantas personas mayores como una nueva riqueza, que beneficia a cada persona individualmente y a toda la sociedad en su conjunto.
El riesgo de reducir los recursos
Pero esta tendencia debe afrontarse introduciendo muchos cambios en el modo de interpretar la vejez y en los recursos necesarios para sostener a todos los mayores con la debida calidad de vida. De ahí la necesidad de alertar sobre las tentaciones de aplicar medidas económicas que afecten a su dignidad y a sus derechos.
En el reciente informe “Índice Global de Envejecimiento, AgeWatch 2015” publicado por Help-Age, se señala que las medidas de austeridad aplicadas en los últimos años han golpeado de manera especial a las personas mayores de Europa y América del Norte, cuyas pensiones se han visto negativamente afectadas por los recortes. Otros impactos negativos han sido los recortes generalizados en la atención a la salud, la asistencia en el hogar, la subvención del transporte y las altas tasas de desempleo en el grupo de edad de entre 50 y 65 años.
Impacto sobre la dependencia
Otro tanto cabría decir de la atención a la dependencia, objeto de unas restricciones que han supuesto una fuente de sufrimiento para muchas de las personas que deberían haberse sentido apoyadas en sus necesidades de cuidados básicos. Así se constata en el VII Informe FOESSA (2014), que señala, entre otras cuestiones, cómo la reforma de la Ley de Apoyo a la Dependencia (LAPAD) ha supuesto una merma de las cuantías de las prestaciones económicas y de las intensidades de los servicios.
Es evidente que este no es un modelo de políticas sociales orientado a facilitar la protección de las personas mayores. De hecho, de no actuar en sentido contrario se estará avanzando hacia un riesgo real de marginación social de los mayores. Una situación que encuentra, además, un terreno abonado en una sociedad que valora en exceso la eficiencia, la capacidad de producción y consumo, que exalta la imagen de la persona siempre joven y que termina por excluir de sus espacios de relaciones sociales a quienes no pueden responder a esas exigencias.
Evitar una espiral de marginación social
Para Cáritas, urge tomar conciencia de hasta qué punto resulta dramática –incluso en términos de salud y calidad de vida-- esta espiral de marginación en las relaciones humanas de las personas mayores, que se ven abocadas no sólo al alejamiento de sus conciudadanos, sino al abandono, la soledad y el aislamiento.
Estos problemas se multiplican si, como sucede con frecuencia, las personas mayores, en contra de su voluntad, se ven obligadas, por razones clínicas o de requerimiento de cuidados, a abandonar su casa cuando aparecen situaciones de fragilidad o dependencia, o porque su vivienda ya no les permite desenvolverse con plena normalidad ni facilita su autonomía.
En ese sentido, las residencias de mayores deben dar la mayor prioridad al respeto a la autonomía y la personalidad de cada persona –garantizándole la posibilidad de desarrollar actividades vinculadas a sus propios intereses--, y a prestar todas las atenciones que requiere la edad que avanza, dando a la acogida una dimensión lo más familiar posible.
Contra la cultura de la indiferencia y la competitividad
En conclusión, Cáritas apela en esta Día Internacional, a defender la dignidad de las personas mayores mediante un mayor compromiso en la transformación de la cultura de la indiferencia, del individualismo exasperado, la competitividad y el utilitarismo, que actualmente amenazan todos los ámbitos de la convivencia humana. Es urgente evitar toda ruptura entre generaciones, promoviendo una nueva mentalidad que nos permita tomar plena conciencia de toda la riqueza que los mayores tienen que aportar a la vida social.
Es una responsabilidad que nos compete a todos, a cada ciudadano, a las familias, a las asociaciones, los poderes públicos y los organismos internacionales, según las competencias y deberes de cada cual en la construcción de una sociedad siempre más humana y sensible a la dignidad de los más vulnerables.
(Fuente: Cáritas)

Hoy celebramos a Santa Teresita del Niño Jesús, Patrona universal de las misiones


 "Quiero pasar mi cielo haciendo el bien en la tierra", decía Santa Teresa del Niño Jesús o también conocida como Santa Teresa de Lisieux, cuya fiesta se celebra cada 01 de octubre. Es patrona de las misiones y Doctora de la Iglesia.
Santa Teresa vivió solo 24 años: nació un 2 de enero de 1873 y murió el 30 de septiembre de 1897. En su entierro no hubo más de 30 personas en el cementerio de Lisieux. Sin embargo, esta joven santa dejaría un gran legado de amor para la Iglesia que se conocería con el paso del tiempo.
Un año después de su muerte, a partir de sus escritos, se publica un libro “Historia de un alma” que va a conquistar al mundo porque da a conocer lo mucho que había amado esta religiosa a Jesús.
Fue proclamada Doctora de la Iglesia por San Juan Pablo II, quien el 19 de octubre de 1997 dijo: “Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz es la más joven de los ‘Doctores de la Iglesia’, pero su ardiente itinerario espiritual manifiesta tal madurez, y las intuiciones de fe expresadas en sus escritos son tan vastas y profundas, que le merecen un lugar entre los grandes maestros del espíritu”.
“El deseo que Teresa expresó de "pasar su cielo haciendo el bien en la tierra" sigue cumpliéndose de modo admirable. ¡Gracias, Padre, porque hoy nos la haces cercana de una manera nueva, para alabanza y gloria de tu nombre por los siglos!”, concluyó san Juan Pablo II.
(Fuente: Aciprensa)