miércoles, 18 de febrero de 2015

Papa Francisco: En Cuaresma pidamos al Señor un corazón purificado del mal





El Señor no se cansa nunca de tener misericordia de cada persona y ofrece una vez más su perdón. Es la idea base que guió la homilía del Papa Francisco en la celebración de la Eucaristía y de la imposición de la ceniza, que aludió también a los hipócritas y su incapacidad para llorar.

Comienza el tiempo de Cuaresma y, como es tradición, el Papa Francisco acudió a primera hora de la tarde del miércoles a la celebración de la imposición de la ceniza. Antes, el Santo Padre visitó la Iglesia de San Anselmo en el monte Aventino, en Roma, donde tuvo un momento de oración, seguida de la procesión penitencial hacia la Basílica de Santa Sabina.
“El Señor no se cansa nunca de tener misericordia de nosotros, y quiere ofrecernos todavía, una vez más, su perdón, invitándonos a volver a Él con un corazón nuevo, purificado del mal, para tomar parte de su alegría", afirmó el Pontífice.
Pero, “¿cómo acoger esta invitación?', preguntó. “Nos lo sugiere San Pablo en la segunda lectura de hoy: 'Les suplicamos en nombre de Cristo: déjense reconciliar con Dios'”.
“Saben hermanos -ha dicho improvisando- que los hipócritas no saben llorar, han olvidado cómo se llora. No piden el don de las lágrimas”.
Sobre el “esfuerzo de conversión” señaló que “no es solamente una obra humana. La reconciliación entre nosotros y Dios es posible gracias a la misericordia del Padre que, por amor hacia nosotros, no ha vacilado en sacrificar a su Hijo unigénito”.
El Papa explicó en este punto que “Cristo, que era justo y no tenía pecado, por nosotros fue hecho pecado cuando sobre la cruz cargó con nuestros pecados, y así nos ha rescatado y justificado ante Dios. 'En Él' nosotros podemos transformarnos en justos, en Él podemos cambiar, si acogemos la gracia de Dios y no dejamos pasar en vano el 'momento favorable'”.
Por lo que respecta a “volver al Señor 'con todo el corazón'”, afirmó que “significa tomar el camino de una conversión no superficial y transitoria, sino más bien un itinerario espiritual que lleva a lo más íntimo de nuestra persona”.
En este sentido, “el corazón, en efecto, es la sede de nuestros sentimientos, el centro en el que maduran nuestras decisiones y nuestras actitudes”.
Pero esta llamada a la conversión no es sólo individual, sino que “se extiende a la toda la comunidad, es una llamada dirigida a todos”.
El Pontífice, en la homilía que pronunció antes de la imposición de la ceniza, explicó que “como pueblo de Dios comenzamos hoy el camino de la Cuaresma, tiempo en el que buscamos unirnos más estrechamente al Señor Jesucristo, para compartir el misterio de su pasión y de su resurrección”.
Sobre la celebración del Miércoles de Ceniza, el Papa indicó que la liturgia propone ante todo “el pasaje del Profeta Joel, enviado por Dios a llamar al pueblo a la penitencia y a la conversión, a causa de una calamidad (una invasión de langostas) que devasta Judea”.
“Solo el Señor puede salvar del flagelo y necesita que se le suplique con la oración y el ayuno, confesando el propio pecado”, a la vez que el profeta llama a la conversión.
“El profeta habita sobre todo en la oración de los sacerdotes, haciendo observar que va acompañada de lágrimas. Nos hará bien pedir, al inicio de esta Cuaresma, el don de las lágrimas, para que nuestra oración y nuestro camino de conversión sean cada vez más auténticos y no sean hipócritas”.
“Nos hará bien hacernos la pregunta: '¿Yo lloro?, ¿el Papa llora?, ¿los cardenales lloran?, ¿Los obispos lloran?, ¿los sacerdotes lloran?, ¿los consagrados lloran?'. El llanto en la oración”, dijo improvisando.
Comentando el Evangelio proclamado de San Mateo, Francisco aludió a las tres obras de piedad “previstas por la ley mosaica: la limosna, la oración y el ayuno”. “En el transcurso del tiempo, estas prescripciones fueron destruidas por el formalismo exterior, incluso habían cambiado en un signo de superioridad social”.
“Jesús pone en evidencia una tentación común en estas tres obras, que se pueden resumir en la de la propia hipocresía (la nombra tres veces): ‘Estén atentos a no practicar su justicia delante de los hombres para ser bien admirados por ellos... Cuando hagan limosna, no toquen la trompeta ante ustedes, como hacen los hipócritas.... Cuando oren, no sean igual que los hipócritas, que... aman rezar de pie, para ser vistos por la gente... Y cuando ayunen, no se conviertan en personas melancólicas como los hipócritas”.
El Papa aseguró que “cuando se hace algo bueno, casi instintivamente nace en nosotros el deseo de ser estimados y admirados para este buena acción, para obtener una satisfacción”. “Jesús invita a cumplir estas obras sin ostentación, y a confiar únicamente en la recompensa del Padre 'que ven en lo secreto'”, agregó.
Para concluir, el Santo Padre pidió a María Inmaculada que “sostenga nuestro combate espiritual contra el pecado” y “nos acompañe en este momento favorable, para que podamos llegar a cantar juntos la alegría de la victoria en la Pascua de Resurrección”.
(Fuente: Aciprensa)

¿Por qué se impone la ceniza al empezar la Cuaresma?

Significado y origen del Miércoles de Ceniza

 El Miércoles de Ceniza, los católicos empiezan la Cuaresma con un gesto muy gráfico, la imposición de la ceniza: el sacerdote traza una cruz sobre la frente de la persona al tiempo que le dice: “Conviértete y cree en el Evangelio”. ¿De dónde viene ese rito y qué significa?

La imposición de la ceniza se practica en la Iglesia católica desde sus orígenes y recoge la tradición judía de cubrirse  con cenizas para manifestar arrepentimiento.

Según las Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María (SCTJM), ese gesto recuerda una antigua tradición del pueblo hebreo: cuando se sabían en pecado o cuando se querían preparar para una fiesta importante en la que debían estar purificados, se cubrían de cenizas y vestían con un saco de tela áspera.

Al inicio del cristianismo se imponía la ceniza especialmente a los llamados "penitentes", pecadores públicos que habían roto con la comunión eclesial por sus graves pecados y arrepentidos se preparaban durante la Cuaresma para recibir la reconciliación, según explica el arzobispo de Tarragona, monseñor Jaume Pujol en su carta pastoral de este domingo 15 de febrero.

En la Edad Media, concretamente en el siglo XI, el signo se extendió a todos los cristianos el Miércoles de Ceniza, día en que empieza la Cuaresma, un tiempo de converesión que precede a la Semana Santa y dura hasta el Domingo de Ramos.

Hace algunos años, la frase que acompañaba el signo de la cruz era muy elocuente: “Recuerda que eres polvo y en polvo te convertirás”, decía el sacerdote.

Al hacer la señal de la cruz con la ceniza, nos reconocemos pequeños (“humildad” viene de “humus”, tierra), pecadores y necesitados de perdón.

La ceniza recuerda que Dios formó al hombre con polvo de la tierra (Gen 2,7), a la que volveremos (Gn 3,19). En Job (Jb 42,6) la ceniza simboliza dolor y penitencia. La ceniza nos recuerda gráficamente la fragilidad de esta vida.

Por encima de todo ello, sin embargo, el Miércoles de Ceniza es una llamada a la conversión, a cambiar y a creer en el Evangelio, como persona, como comunidad y como Iglesia.

El antiguo rito oriental empleaba la ceniza, resto de una combustión, para significar la fugacidad de la vida. Actualmente las cenizas se obtienen al quemar las palmas (en general de olivo) que se bendijeron el anterior Domingo de Ramos.

La bendición e imposición de la ceniza tiene lugar en la misa del Miércoles de Ceniza, después de la homilía. En circunstancias especiales, por ejemplo, cuando no hay sacerdote, se puede hacer sin misa, pero siempre dentro de una celebración de la Palabra.

Las cenizas son un sacramental, es decir, un signo que prepara para recibir la gracia y dispone a cooperar con ella. Junto a ese signo, los católicos viven el ayuno y la abstinencia el Miércoles de Ceniza.

(Fuente: Aleteia)

9 cosas que conviene saber sobre el Miércoles de Ceniza (por Juanjo Romero)

 

1.- ¿Qué es el Miércoles de Ceniza?

Es el día en el que comienza la Cuaresma. No es el día en el que acaba el Carnaval.
Siempre cae en miércoles (parece obvio, pero alguno duda todavía) y da igual que el año sea bisiesto porque se cuenta hacia atrás desde la Misa de la Cena del Señor.
Misal Romano:
En la Misa de este día se bendice y se impone la ceniza, hecha de los ramos de olivo o de otros árboles, bendecidos en el Domingo de Ramos del año precedente.

2.- ¿Dónde se compra la Ceniza?

En ningún sitio. Se obtiene de quemar los ramos bendecidos el Domingo de Ramos del año anterior.
Muchas familias guardan los ramos o las palmas y los llevan a la parroquia los días previos.

3.- ¿Por qué se impone la ceniza?

Es un símbolo, Directorio sobre la piedad popular y la liturgia, 125
El comienzo de los cuarenta días de penitencia, en el Rito romano, se caracteriza por el austero símbolo de las Cenizas, que distingue la Liturgia del Miércoles de Ceniza. Propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios. Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal. Se debe ayudar a los fieles, que acuden en gran número a recibir la Ceniza, a que capten el significado interior que tiene este gesto, que abre a la conversión y al esfuerzo de la renovación pascual.

4.- ¿A quién se puede imponer?

No hace falta ser católico para que te impongan la ceniza. De hecho, muchos catecúmenos participan en la ceremonia en preparación para su bautismo el día/noche de Pascua de Resurrección.
Digamos que, en este sentido, es un «día de puertas abiertas»: creyente o no, niño, adolescente, maduro, mayor sin madurar o anciano. Todos. Los ateos habituales comentaristas de este blog también.

5.- ¿Cómo y cuándo se impone?

No hay reglas fijas. Depende del ámbito cultural y de las costumbres locales.
  • En los países de tradición latina, las cenizas se imponen más hacia el pelo que en la frente, espolvoreando.
  • En los países del ámbito anglosajón, con agua bendita se hace una pasta y se suele «marcar la frente».
Después de la homilía, el sacerdote bendice las cenizas y las rocía con agua bendita. Luego se impone con una de estas dos fórmulas:
  • Conviértete y cree en el Evangelio. O,
  • Recuerda que eres polvo y al polvo volverás.
En el Misal romano dice que mientras se canta. Creo que no es una simple sugerencia.

6.- ¿Es obligatorio?, ¿es día de precepto?

No, no es obligatorio, y no, no es día de precepto. Aunque curiosamente sin «ser obligatorio» y siendo día laborable, suele aumentar considerablemente la asistencia a la Santa Misa ese día.
Tampoco es «obligatorio» confesarse. Pero, sinceramente, me parece una extraordinaria oportunidad. Tan extraordinaria como la que disfrutan los sacerdotes para explicar bien las cosas.

7.- ¿Cuánto tiempo hay que tener la ceniza en la cabeza o la frente?

Lo que quieras. Los hay que se lo quitan al volver al banco, en especial señoras. Otros, como testimonio, esperan a que desaparezca naturalmente.

8.- ¿Hace falta que la imponga un sacerdote?

La bendición, como todo sacramental, sólo un sacerdote o un diácono. Para la imposición pueden ser ayudados por laicos.
Puede hacerse fuera de la celebración de la Misa:
La bendición e imposición de la ceniza puede hacerse también fuera de la Misa. En este caso es recomendable que preceda una liturgia de la palabra, utilizando la antífona de entrada, la oración colecta, las lecturas con sus cantos, como en la Misa. Sigue después la homilía y la bendición e imposición de la ceniza. El rito concluye con la oración universal, la bendición y la despedida.

9.- ¿Es obligatorio el ayuno y la abstinencia?

El Miércoles de Ceniza no hay obligación para los católicos de imponerse la ceniza, pero sí de hacer ayuno y abstinencia según las normas generales y las particulares de cada diócesis.
El ayuno es obligado, al igual que el Viernes Santo, a los mayores de 18 años y menores de 60. Fuera de los límites también se puede. Consiste en hacer solo una comida fuerte al día.
La abstinencia de comer carne es obligada desde los 14 años. Todos los viernes de Cuaresma también lo son de abstinencia obligatoria. Los demás viernes del año también, aunque según el país puede sustituirse por otro tipo de sacrificio/mortificación.
(Fuente: Infocatolica)

jueves, 12 de febrero de 2015

Las 3 recomendaciones del Papa Francisco a los que cuidan enfermos


Después de la audiencia general del miércoles, 11 de febrero, con motivo de la 23ª Jornada Mundial del Enfermo, Papa Francisco ha confiado a la Virgen de Lourdes los enfermos del mundo.

En el día que coincide también con la memoria de Nuestra Señora de Lourdes, Francisco recordó la importancia de la “sabiduría del corazón” para servir a los que sufren.

El Pontífice ha dirigido sus palabras a los voluntarios y personas que asisten a las personas enfermas. "Propónganse ser ‘ojos para los ciegos y pies para el cojo’. Queridos enfermos, siéntanse siempre apoyados por la oración de la Iglesia; y vosotros, queridos recién casados, amen la vida que es siempre sagrada, aunque esté marcada por la debilidad y la enfermedad” declaró.

Para la ocasión, presentamos 3 ideas principales del mensaje de la 23ª Jornada Mundial del Enfermo. Un mensaje del pontífice pensado a quienes llevan el peso de la enfermedad, así como a los profesionales y voluntarios en el ámbito sanitario.

Precisamente, el lema de este año 2015: “Era yo los ojos del ciego y del cojo los pies”, es una expresión del Libro de Job que el Pontífice insta a meditar desde la sabiduría del corazón”. Presentamos, 3 ideas principales del mensaje.

1. “La sabiduría del corazón no es un conocimiento teórico, abstracto, fruto de razonamientos”. “Es una actitud infundida por el Espíritu Santo en la mente y en el corazón de quien sabe abrirse al sufrimiento de los hermanos y reconoce en ellos la imagen de Dios”.

2. “La sabiduría del corazón es servir al hermano”. “Hay personas que están junto a los enfermos que tienen necesidad de una asistencia continuada, de una ayuda para lavarse, para vestirse, para alimentarse. (…) Es relativamente fácil servir por algunos días, pero es difícil cuidar de una persona durante meses o incluso durante años, incluso cuando ella ya no es capaz de agradecer. En esos momentos se puede contar de modo particular con la cercanía del Señor”.

3. “La sabiduría del corazón es estar con el hermano”. “Que el Espíritu Santo nos otorgue la gracia de comprender el valor del acompañamiento, con frecuencia silencioso, que nos lleva a dedicar tiempo a estas hermanas y a estos hermanos que, gracias a nuestra cercanía y a nuestro afecto, se sienten más amados y consolados”.

(Fuente: Aleteia

miércoles, 11 de febrero de 2015

Hoy los católicos celebramos a la Virgen de Lourdes

    
  Cada 11 de febrero la Iglesia celebra la Fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, quien en una de sus apariciones le dijo a Santa Bernardita: “No te prometo hacerte feliz en este mundo, sino en el próximo". Aquí el significado de sus apariciones, el mensaje que dejó y los milagros que se dieron con su intercesión.
Era el 11 de febrero de 1858, Bernardita, su hermana y otra niña iban al campo a buscar leña seca, cerca de una gruta. Para llegar ahí tenían que pasar por un arroyo. Bernardita no se atrevía a adentrarse porque el agua estaba muy fría. Se empezó a sacar los zapatos, cuando de pronto escuchó un ruido fuerte proveniente de la gruta.
Se acercó a ver lo que pasaba y ahí en ese lugar sucio y pedregoso se apareció la Virgen envuelta en una luz resplandeciente, con un traje blanco de un tejido desconocido, una cinta azul en la cintura, un largo velo blanco y dos rosas doradas brillantes que le cubrían la parte superior de los pies.
En sus manos, la Virgen tenía un largo rosario blanco y dorado. Entonces juntas empezaron a rezarlo. El domingo 14 de febrero, Bernardita en la gruta reza la primera decena del Rosario y María se aparece. La niña le tira agua bendita para asegurarse que no era una obra del enemigo. La Virgen sonríe, se persigna con el Rosario y lo rezan juntas.
El jueves 18 la Virgen le pide a Bernardita que regrese por quince días seguidos a la gruta. Ante la aceptación y promesa de la pequeña, María le promete hacerla dichosa en el otro mundo. Los rumores de las apariciones se empiezan a esparcir.
El 19 de febrero, Bernardita va con una vela bendecida y encendida. Es así que nace la costumbre de ir con velas para encenderlas ante la gruta. El 20 de febrero la Señora le enseña una oración personal a Bernardita.
El domingo 21, la niña ve que la Virgen estaba triste, le pregunta lo que le pasa y Nuestra Señora le contesta: “Rogad por los pecadores”. Para ese entonces las autoridades amenazaron a Bernardita con llevarla a la cárcel y todos se burlaban de ella.
El 22 la Virgen no se le apareció, pero la niña no perdía la esperanza de volverla a ver. El 23, diez mil personas fueron a ver lo que pasaba. La Virgen se le apareció a Bernardita y le pidió que les diga a los sacerdotes que eleven ahí un santuario, a donde se debe ir en procesión.
La niña va y le comenta al sacerdote, quien a cambio pide el nombre de la Señora y que florezca un rosal silvestre sobre el que se aparecía.
El 24 la pequeña le cuenta todo a la Virgen, quien sólo sonrió. Luego María la mandó a rogar por los pecadores y exclamó: “¡Penitencia, penitencia, penitencia!... ¡Ruega a Dios por los pecadores! ¡Besa la tierra en penitencia por los pecadores!” Bernardita así lo hizo y pedía a los espectadores que hicieran lo mismo.
El 25 de febrero la Virgen le ordena beber, lavarse los pies en la fuente y comer hierba. Bernardita, por indicación de María, escarbó en el fondo de la gruta y empezó a brotar agua.
El 26 se produce el primer milagro. El pobre obrero Bourriete, que tenía el ojo izquierdo mutilado, ora y se frota el ojo con el agua de la fuente. Luego empezó a gritar de alegría y fue recuperando la vista. El 27 la Virgen permanece en silencio, Bernardita bebe del agua del manantial y hace los gestos recurrentes de penitencia.
El 28 Bernardita va a la gruta, pero luego es llevada a casa el juez y amenazada de ir a cárcel. En la noche, Catalina Latapie moja su brazo dislocado y el brazo y la mano recuperan su agilidad, produciéndose un segundo milagro.
El martes 2 de marzo, Bernardita va de nuevo donde el párroco a recordarle el pedido de la Virgen.
El 3 de marzo la pequeña le pregunta de nuevo su nombre y la Virgen sonríe. Ese día, una madre en su desesperación lleva en brazos a su hijo que estaba medio muerto. Lo metió 15 minutos en el agua fría y al llegar a casa notó mejoría en la respiración del niño.
Al día siguiente, el niño estaba lleno de vida y completamente sano. Los médicos certificaron el milagro y lo llamaron de primer orden.
El 4 de marzo, al finalizar los quince días, la visión permanece silenciosa. El 25 de ese mes la Virgen se apareció a Bernardita, levantó los ojos hacia el cielo, juntó en signo de oración las manos que tenía abiertas y tendidas hacia el suelo y le dijo a Bernardita: “Soy la Inmaculada Concepción”.
La pequeña salió corriendo a decirle al párroco, quien se conmueve ante la revelación del nombre ya que cuatro años antes se había proclamado el dogma de la Inmaculada Concepción.
El 7 de abril, Bernardita en la gruta y en éxtasis pone su mano sobre la llama de la vela encendida que había llevado y no se quema. Después de la aparición, su mano estaba ilesa y fue comprobado por un médico que presenció el hecho.
El 16 de julio se produjo la última aparición. Bernardita  sintió la misteriosa llamada y al llegar a la gruta se dio cuenta que estaba vallada y no se podía pasar. Se dirige entonces al otro lado, enfrente de la gruta, y vio a la Madre de Dios. ”Me pareció que estaba delante de la gruta, a la misma distancia que las otras veces, no veía más que a la Virgen. ¡Jamás la había visto tan bella!”, dijo Santa Bernardita.
Algunos consideran que la aparición de Nuestra Señora de Lourdes es un agradecimiento del cielo por el dogma de la Inmaculada Concepción y es exaltación a las virtudes de pobreza y humildad como la que tenía la pequeña Bernardita.
Asimismo afirman que es un llamado a aceptar la cruz para ser felices en la otra vida, la importancia de la oración, del Santo Rosario y la penitencia con una misericordia infinita por los pecadores y los enfermos.
El agua de la gruta ha sido analizada por químicos, quienes señalaron que es un agua virgen, pura, natural, sin propiedad térmica y en la que ninguna bacteria sobrevive. Para los cristianos esto es símbolo de la Inmaculada Concepción.
(Fuente: Aciprensa)

domingo, 8 de febrero de 2015

Mensajes del Papa en twitter


8 de febrero Jornada Internacional contra la Trata de Personas

 El ‪ ‎PapaFrancisco‬ ha instituido el 8 de febrero como Jornada Internacional contra la Trata de Personas. Hoy se celebra la primera con el lema 'Enciende una luz contra la trata'. Os dejamos el documental NoEstoyEnVenta‬ sobre la trata de niños en ‪‎Benín‬, una realidad no tan lejana y más habitual de lo que creemos y con la que trabajan los Salesianos‬.



8 DE FEBRERO: PRIMERA JORNADA INTERNACIONAL DE ORACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN CONTRA LA TRATA DE PERSONAS

http://a-light-against-human-trafficking.info/?lang=es

El Papa Francisco ha denunciado de forma rotunda y reiterada la trata de seres humanos, una práctica que ha definido como un “crimen contra la humanidad”.
Respondiendo a su llamada, el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, el Pontificio Consejo de Justicia y Paz y la Unión Internacional femenina y masculina de Superiores Generales convocan este año, el 8 de febrero, la Primera Jornada Internacional de Oración y Sensibilización contra la Trata. La fecha elegida coincide con la fiesta de Santa Josefina Bakhita, una esclava de origen sudanés que, al ser liberada, se convirtió en religiosa y fue canonizada en el año 2000, símbolo de esperanza y libertad.
El primer objetivo de esta iniciativa es crear mayor conciencia sobre este fenómeno global para impulsar una movilización que llegue a todos los rincones del mundo y permita reflexionar sobre las situaciones de violencia e injusticia que viven tantas personas que hoy en día se ven privadas de libertad y de dignidad. Hablamos de las víctimas del grave delito de la trata, pero, también, de las situaciones de pobreza y vulnerabilidad en las que se ven inmersas y que las convierten en simples instrumentos para el lucro de otros.
"Enciende una luz contra la trata" es el lema elegido para esta jornada, con el que se expresa el objetivo de arrojar luz sobre la oscuridad que pesa sobre este crimen. Esta convocatoria, que será secundada con la celebración de Vigilias de Oración en distintos países de todo el mundo, tendrá su punto culminante en Roma el domingo 8 de febrero, durante el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro.
El drama de la trata de personas es una de esas “periferias” pastorales a las que se refiere el papa Francisco en las que la Iglesia católica está presente desde hace mucho tiempo: denunciando, sensibilizando y, sobre todo, estando al lado de las personas que son víctimas de esa tráfico y necesitan mayor apoyo. Por ese motivo, otro de los principales objetivos de esta jornada es seguir aportando desde las organizaciones de la Iglesia más involucradas en la respuesta a este problema soluciones urgentes e iniciativas concretas de lucha contra esta forma moderna de esclavitud que viola los derechos y la dignidad de tantas personas en todo el mundo.
Cáritas, el Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones, CONFER y Justicia y Paz se suman con fuerza a esta iniciativa e invitan a todas las diócesis, parroquias, asociaciones, familias y personas a reflexionar y rezar juntos en esta Jornada contra la Trata. Reafirmamos la necesidad inaplazable de defender, en primer lugar, los derechos humanos de las víctimas y de aplicar con voluntad real la legislación vigente en favor de su protección y su dignidad irrenunciable.
La invitación de estas entidades anima a recorrer un camino que vaya “desde la conciencia a la oración, de la oración a la solidaridad, y de la solidaridad a la acción concertada, hasta que la esclavitud y la trata desaparezcan”, como señala el cardenal Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz. Todo ello para visibilizar, según recuerdan los obispos españoles, el “drama humano y moral” de esta realidad.
 
Para acceder al material didáctico disponible sobre sensibilizacióny prevención en el tema de la trata de personas [PINCHAR AQUÍ
Pincha en la vela
Fuente: Cáritas

Manos Unidas 2015



Manos Unidas



Manos Unidas Campaña 56: Luchamos contra la pobreza, ¿te apuntas?

http://www.manosunidas.org/luchamos-contra-la-pobreza

 

Vivimos en un mundo en el que la indiferencia se ha globalizado. Para transformarlo, debemos recuperar, desde la justicia y la caridad, el significado más profundo de la solidaridad expresado en la exhortación Evangelii Gaudium, del papa Francisco.

En 2015 iniciamos la Campaña 56 con el lema “Luchamos contra la pobreza, ¿te apuntas?”. Esta Campaña recoge nuestro trabajo de los últimos ocho años, en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y trata de abrir nuevos caminos en la lucha contra la pobreza. Queremos trabajar en favor de un modelo de sociedad que no excluya a los débiles, los más empobrecidos, los menos dotados. Por eso, nuestros esfuerzos se dirigen a acompañar a los pobrez entre los pobres.  Nos proponemos, además, denunciar las causas de la pobreza, colaborando con la puesta en marcha de acciones concretas para acabar con ella.
Pincha en la imagen para acceder a la web de Manos Unidas
(Fuente: Manos Unidas)

viernes, 6 de febrero de 2015

Mensajes del Papa en twitter


La Iglesia sólo tiene una misión: decirle al hombre que Dios es bueno.


Papa Francisco: La gente necesita una Iglesia que muestre la ternura de Dios y no una ONG


Papa Francisco en la Misa de la Casa Santa Marta / Foto: L'Osservatore Romano
Papa Francisco en la Misa de la Casa Santa Marta / Foto: L'Osservatore Romano
 
   “¡Cuánta gente necesita que sus heridas sean curadas! Ésta es la misión de la Iglesia (…), decir que Dios es bueno, que Dios perdona todo”, expresó el Papa Francisco en la Misa de la Casa Santa Marta, donde llamó a no dejar que la ayuda a los pobres convierta a la Iglesia en una ONG, en una “bella organización”, pero sin celo apostólico.
Según informó Radio Vaticana, en su homilía el Santo Padre recordó que la Iglesia debe anunciar el Evangelio en pobreza y el discípulo que lo anuncia debe tener como único objetivo aliviar las miserias de los más pobres, sin olvidar jamás que este servicio es obra del Espíritu Santo y no de fuerzas humanas.
Curar, levantar, liberar, echar a los demonios, expresó el Papa; y luego reconocer con sobriedad “he sido un obrero del Reino”. Esto es lo que debe hacer y decir de sí mismo un ministro de Cristo cuando pasa a curar a los tantos heridos que esperan en los pasillos de la Iglesia, que es un “hospital de campo”.
En ese sentido, el Pontífice reflexionó sobre el pasaje del Evangelio donde Jesús envía a sus discípulos de dos en dos a predicar, curar a los enfermos y echar a los “espíritus impuros”.
Francisco recordó que Cristo pide a sus discípulos no llevar “ni pan, ni bolsa, ni dinero en la cintura”, porque el Evangelio “debe ser anunciado en pobreza”, porque “la salvación no es una teología de la prosperidad”. Es solamente y nada más que el “buen anuncio” de liberación llevado a todo oprimido.
“Ésta es la misión de la Iglesia: la Iglesia que sana, que cura. Algunas veces, he hablado de la Iglesia como hospital de campo. Es verdad: ¡cuántos heridos hay, cuántos heridos! ¡Cuánta gente necesita que sus heridas sean curadas! Ésta es la misión de la Iglesia: curar las heridas del corazón, abrir puertas, liberar, decir que Dios es bueno, que Dios perdona todo, que Dios es Padre, que Dios es tierno, que Dios nos espera siempre”, expresó.
Asimismo, el Papa advirtió del riesgo de tergiversar la misión de la Iglesia al momento de atender a los pobres.
“Es verdad, nosotros debemos buscar ayuda y crear organizaciones que ayuden en esto: aquello sí, porque el Señor nos da los dones para esto. Pero cuando olvidamos esta misión, olvidamos la pobreza, olvidamos el celo apostólico y ponemos la esperanza en estos medios, la Iglesia lentamente cae en una ONG y se transforma en una bella organización: potente, pero no evangélica, porque falta aquel espíritu, aquella pobreza, aquella fuerza para curar”, señaló.
Finalmente, el Papa indicó que cuando los discípulos vuelven felices de su misión, Jesús los lleva a descansar un poco, pero “no les dijo: ‘pero ustedes son grandes, en la próxima salida organicen mejor las cosas…’ Solamente les dice: ‘Cuando hayan hecho todo lo que deben hacer, díganse a sí mismos: somos siervos inútiles’. Éste es el apóstol”.
“¿Y cuál sería la gloria más grande para un apóstol? ‘Ha sido un obrero del Reino, un trabajador del Reino’. Ésta es la gloria más grande, porque va en este camino del anuncio de Jesús: va a curar, a custodiar, a proclamar este buen anuncio y este año de gracia. A hacer que el pueblo encuentre al Padre, a llevar la paz al corazón de la gente”, señaló.
Fuente:  (ACI/EWTN Noticias)

miércoles, 4 de febrero de 2015

Hoy es la Fiesta de San Blas, patrón de enfermedades de la garganta y laringólogos


San Blas, médico y Obispo de Sebaste, Armenia, era conocido por obtener curaciones milagrosas con su intercesión. Cierto día salvó a un niño que se ahogaba por una espina de pescado que se le había trabado en la garganta. De aquí la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta, 3 de febrero.
San Blas hizo vida eremética en una cueva del Monte Argeus y, según la leyenda, también se le acercaban los animales enfermos para que los curase. Sin embargo, no era interrumpido cuando el santo estaba en oración.
Por ese tiempo se produjo la persecución contra los cristianos de Agrícola, gobernador de Cappadocia. Cuando los cazadores fueron a buscar animales para los juegos de la arena en el bosque de Argeus, encontraron a muchos de ellos que estaban esperando fuera de la cueva donde estaba San Blás.
El santo justo se encontraba orando y fue tomado prisionero. Agrícola trató de que San Blas renegara de la fe, pero no lo consiguió. El tiempo en la prisión le sirvió al santo para interceder a Dios y lograr que algunos presos se curen.
San Blas fue echado a un lago, pero con la gracia de Dios se mantuvo parado sobre la superficie. Luego con valentía invitaba a los perseguidores a caminar sobre las aguas para que demuestren el poder de sus supuestos dioses, pero lo malvados se ahogaban.
Cuando el santo volvió a tierra fue torturado y decapitado. De esta manera murió mártir y partió a la Casa del Padre en el 316 D. C.
(Fuente: Aciprensa)

lunes, 2 de febrero de 2015

Fiesta de la Presentación del Señor


Cada 2 de febrero la Iglesia Universal celebra la Fiesta de la Presentación de Jesús en el Templo, donde se realiza el encuentro con Simeón y Ana, que se entiende como el encuentro del Señor con su pueblo, y además se realiza la purificación ritual de la Virgen María.
En esa época cuando nacía el primogénito era llevado a los cuarenta días al Templo para su presentación, así como lo describe la Ley de Moisés, por eso desde el 25 de diciembre que se celebra el nacimiento del Verbo encarnado al 2 de febrero, José y María cumplieron con llevarlo a consagrar.
Al llegar al Templo, se encuentran con Simeón, a quien el Espíritu Santo prometió que no moriría sin antes ver al Salvador del mundo, y fue el mismo Espíritu quien le dijo al profeta que ese pequeño niño era el Redentor y Salvador de la humanidad.
También en este día se encontraba en el Templo la hija de Fanuel de la Tribu de Aser, de nombre Ana, de edad muy avanzada; Ana enviudó a los 7 años de haberse casado y permaneció así hasta los 84 años, y paraba día y noche en el Templo sirviendo a Dios y ofrecía ayunos y oraciones. Ana al ver al niño alababa a  Dios y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén.
Para conocer más de esta fiesta lea nuestro especial aquí: http://www.aciprensa.com/fiestas/presentacion/index.html