lunes, 27 de octubre de 2014

Consideración sobre la Misa del Domingo

Segunda razón para que cuidemos más la Misa del Domingo:

 Por ser el día de reunirnos los cristianos en asamblea. Lo contrario de un cristiano es ser individualista, que pretende mantener un hilo directo, a solas con Dios. La fe en el Dios de Jesucristo, crea comunidad (familia). Tú, creyente, no puedes vivir tu fe como en una isla: tienes que reunirte con otros creyentes en domingo. Recuerda el dicho: "El cristiano es la luz que se enciende en otra luz". Es una exigencia de la propia naturaleza humana. Somos como las cerezas: coges una, y vienen otras enganchadas. Queremos saber y servir mejor a los demás: por eso necesitamos vernos, conocernos mejor, ver las necesidades y cambios o progresos y eso nos da al mismo tiempo alegría.

Fuente: "Misa Dominical"

domingo, 26 de octubre de 2014

Orar con una sonrisa diaria

Un ministro del gobierno italiano fue a visitar a San Felipe de Neri. Le impresionó ver como obedecían al santo sus frailes: bastaba una sugerencia, un geston una insinuación... para que, inmediatamente, ejecutasen lo que les pedía.
Intrigado, preguntó a San Felipe cómo se las arreglaba para que sus frailes le obedecieran  así. Y el santo contestó:

-Mandando poco.


La obediencia es una virtud. Pero mandar bien es un arte. Si obedecer no es fácil, mandar es más difícil todavía.
No se puede abusar. El más paciente llega a cansarse. Aquí cabe aquello de Cervantes: "Al amigo y al caballo, más vale non casallo".

(Tomado del libro de Agustín Filgueiras "Orar con una sonrisa diaria" Colección HABLAR CON JESÚS)

Consideración sobre la misa del domingo (Presentación)

El siguiente texto debería haber sido publicado hace dos semanas pero aunque con un poco de retraso se publica hoy como presentación a lo que iremos poniendo las sucesivas semanas.


El 12 de febrero del año 304, comparecen ante el proconsul de Cartago como acusados de no haber cumplido con los edictos imperiales un grupo de cristianos. Los arrestados fueron 31 hombres y 18 mujeres. El presbítero Saturnino reswponde: "Hemos celebrado el día del Señor, porque esa celebración no puede interrumpirse". El lector Emérito, en cuya casa se reunían confirma esa declaración: "Sí, en mi casa hemos celebrado el día del Señor. No podemos vivir sin celebrar el día del Señor". Una joven, llamada Victoria, declara con valentía: "Es cierto; yo también asistí a la reunión, porque soy cristiana".

Pretendo que en días sucesivos pueda ir dando algunas razones sobre la importancia de la asistencia y  vivencia de la Misa del Domingo. Así podremos valorarla más.

(Fuente: "Misa Dominical")

Domingo XXX del tiempo ordinario


En aquel tiempo, los fariseos, al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos, formaron grupo, y uno de ellos, que era experto en la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba:
-«Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley?»
Él le dijo:
-«"Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser."
Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él:
"Amarás a tu prójimo como a ti mismo."
Estos dos mandamientos sostienen la Ley entera y los profetas.»
Palabra del Señor.

domingo, 19 de octubre de 2014

Consideración sobre la misa del Domingo


Razones sobre la importancia de cuidar la misa del Domingo:

1ª.- Porque el Domingo fue el día de la Resurrección de Cristo. El paso del tiempo va degradando nuestra memoria; muchos recuerdos entonces vivos y estimulantes, empalidecen gradualmente. De esta inmensa "capacidad de olvido", congénita al ser humano, surge la necesidad de renovar incesantemente el recuerdo; de alimentarlo y actualizarlo. "Acuérdate de Jesucristo resucitado de entre los muertos", decía san Pablo a su discípulo Timoteo (2 Tim. 2, 8). Y precisamente, la Eucaristía Dominical hace recordar esa dimensión más honda de la realidad, que la fe nos ha hecho descubrir: la resurreción de Cristo, primicia de los creyentes, sentido de nuestra vida, fundamento de nuestra esperanza.

(Fuente: "Misa Dominical")

DOMUND 2014

"Renace la alegría"
 
RENACE > “Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría”, dice el papa Francisco al comienzo de Evangelii gaudium. El fin de la actividad misionera es, precisamente, ayudar a extender esta alegría, anunciando a todos la posibilidad de nacer y renacer al encuentro con Dios. Un renacer a la vida de fe que, como tantas veces comprueban los misioneros, ha sido revelado a los pequeños.

LA ALEGRÍA > Los misioneros, llenos de alegríacomparten con los más pobres su experiencia de encuentro con Cristo. Los que reciben este anuncio y abren su corazón a él, también acogen con alegría la Buena Noticia de la salvación. Francisco nos dice cuál es el origen de esta gran alegría: “El amor con el que el Padre ama al Hijo llega hasta nosotros y, por obra del Espíritu Santo, nos envuelve”; y además, nos invita a participar en ella: “¿Por qué no entramos también nosotros en este río de alegría?”. 


Cartel DOMUND 2014

La sonrisa de unos jóvenes de diferentes razas sirve para expresar la alegría que brota del corazón. Sus miradas y sus manos entrelazadas reflejan que esa alegría nace de un corazón limpio y una fraternidad profunda. Es la fuerza contagiosa del amor, que descubren a cada paso quienes viven la experiencia de la misión.
Junto al lema, la palabra “DOMUND” evoca por sí sola la vida de entrega de los misioneros y nuestro deseo de ayudarles en su tarea. Y sobre un fondo morado, algunos signos evocan aspectos de la actividad misionera de la Iglesia. Facilitar la cooperación con esa labor es el objetivo de las Obras Misionales Pontificias. 

Domingo XIX del tiempo ordinario


En aquel tiempo, se retiraron los fariseos y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron:
-«Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no miras lo que la gente sea. Dinos, pues, qué opinas: ¿es licito pagar impuesto al César o no?»
Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús:
-«Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto. »
Le presentaron un denario. Él les preguntó:
-«¿De quién son esta cara y esta inscripción?»
Le respondieron:
-«Del César.»
Entonces les replicó:
-«Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.»
Palabra del Señor.

domingo, 12 de octubre de 2014

Orar con una sonrisa diaria


Un joven universitario se sienta en el tren frente a un señor de edad. Éste, en un determinado momento, sacó un rosario y se puso a rezarlo devotamente.
El muchacho, con la arrogancia de los pocos años y la pedantería de la ignorancia, le dijo:
-Parece que aún cree usted en esas antiguallas...
-Yo si. ¿Tú no?
-¿Yo? - dice el joven lanzando una carcajada- la ciencia ya ha demostrado claramente que la religión carece de toda base y fundamento.
-¿La ciencia? No lo entiendo así. ¿Tal vez podrías explicármelo.
-Con mucho gusto -dice el joven henchido de importancia y con aire protector -Deme su dirección y le mandaré un par de libros para que se ponga al día.
El anciano saca de la cartera una tarjeta de visita y se la alarga al joven. Este lee abochornado:

"Luis Pasteur. Instituto de Investigaciones Científicas. París".

El petulante maestro seguramente se habrá apeado en la primera estación.



La arrogancia siempre es señal de ignorancia. El que sabe que no sabe, ya sabe mucho y puede aprender. El que cree que lo sabe todo, no solo no sabe, sino que es incapaz de aprender.
Para conocer la verdad hace falta una buena dosis de humildad. Para ver donde uno pisa hay que bajar la cabeza.
Fuente: Agustín Filgueiras Pita

Confirmación


 El próximo miércoles, 15 de octubre, comenzamos la catequesis de preparación para la Confirmación. Nos vemos en el salón parroquial a partir de las 5 de la tarde. No faltéis!

Nuestra Señora del Pilar


HIMNO
Virgen Santa, Madre mía.
Luz hermosa, claro día.
Que la tierra aragonesa te dignaste visitar,
este pueblo que te adora,
de tu amor favor implora,
y te aclama y te bendice abrazada a tu Pilar.
Pilar sagrado faro esplendente,
rico presente de caridad,
pilar bendito trono de gloria.
Tú a la victoria nos llevarás.
Cantad, cantad
himnos de honor y alabanza
a la Virgen del Pilar

Domingo XXVIII del tiempo ordinario

En aquel tiempo, de nuevo tomó Jesús la palabra y habló en parábolas a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:
-«El reino de los cielos se parece a un rey que celebraba la boda de su hijo. Mandó criados para que avisaran a los convidados a la boda, pero no quisieron ir. Volvió a mandar criados, encargándoles que les dijeran:
"Tengo preparado el banquete, he matado terneros y reses cebadas, y todo está a punto. Venid a la boda."
Los convidados no hicieron caso; uno se marchó a sus tierras, otro a sus negocios; los demás les echaron mano a los criados y los maltrataron hasta matarlos.
El rey montó en cólera, envió sus tropas, que acabaron con aquellos asesinos y prendieron fuego a la ciudad. Luego dijo a sus criados:
"La boda está preparada, pero los convidados no se la merecían. Id ahora a los cruces de los caminos, y a todos los que encontréis, convidadlos a la boda."
Los criados salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos. La sala del banquete se llenó de comensales. Cuando el rey entró a saludar a los comensales, reparó en uno que no llevaba traje de fiesta y le dijo:
"Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin vestirte de fiesta?"
El otro no abrió la boca. Entonces el rey dijo a los camareros:
"Atadlo de pies y manos y arrojadlo fuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes."
Porque muchos son los llamados y pocos los escogidos.»

Palabra del Señor.