domingo, 28 de diciembre de 2014

Hoy se celebra a los Santos Inocentes, lo niños que murieron por Cristo


“Todavía no hablan, y ya confiesan a Cristo. Todavía no pueden entablar batalla valiéndose de sus propios miembros, y ya consiguen la palma de la victoria”, dijo una vez San Quodvultdeus al exhortar a los fieles sobre los Santos Inocentes, los niños que murieron por Cristo y cuya fiesta se celebra el 28 de diciembre.
De acuerdo al relato de San Mateo, el rey Herodes mandó a matar en Belén y sus alrededores a los niños menores de dos años, al verse burlado por los Reyes Magos, quienes regresaron a sus países por otra ruta para no revelarle dónde estaba el Mesías.
En el siglo IV se instituyó esta fiesta para venerar a estos niños que murieron como mártires. La tradición oriental los recuerda el 29 de diciembre, mientras que la latina, el 28.
Posteriormente, San Quodvultdeus, Padre de la Iglesia del Siglo V y Obispo de Cartago (norte de África), dio un sermón sobre este lamentable hecho.
“¿Qué temes, Herodes, al oír que ha nacido un Rey? Él no ha venido para expulsarte a ti, sino para vencer al Maligno. Pero tú no entiendes estas cosas, y por ello te turbas y te ensañas, y, para que no escape el que buscas, te muestras cruel, dando muerte a tantos niños”, expresó.
Más adelante el Santo le señala al rey asesino: “Matas el cuerpo de los niños, porque el temor te ha matado a ti el corazón. Crees que, si consigues tu propósito, podrás vivir mucho tiempo, cuando precisamente quieres matar a la misma Vida”.
“Los niños, sin saberlo, mueren por Cristo; los padres hacen duelo por los mártires que mueren. Cristo ha hecho dignos testigos suyos a los que todavía no podían hablar”, enfatizó San Quodvultdeus.
Del mismo modo, recientemente el Papa Francisco en su mensaje Urbi et Orbi del 25 de diciembre habló de los nuevos niños que son víctimas de los actuales Herodes en el aborto, las guerras, el tráfico ilícito, la trata de personas y los abusos.
Mensaje completo del Papa Francisco
Más información en el especial de los Santos Inocentes.
(Fuente: Aciprensa)

Sagrada Familia



¡Feliz Solemnidad de la Sagrada Familia!

Hoy se celebra la Solemnidad de la Sagrada Familia y la Iglesia nos invita a mirar a José, María y al Niño Jesús, quienes desde un principio tuvieron que enfrentar peligros y el exilio a Egipto, pero demostrando que siempre el amor puede más que la muerte. Ellos son reflejo de la Trinidad y modelo de toda familia.
"El niño iba creciendo y se llenaba de sabiduría"
Cuando llegó el tiempo de la purificación, según la ley de Moisés, los padres de Jesús lo llevaron a Jerusalén, para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: ‘Todo primogénito varón será consagrado al Señor’, y para entregar la oblación, como dice la ley del Señor: ‘un par de tórtolas o dos pichones’. Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre justo y piadoso, que aguardaba el consuelo de Israel; y el Espíritu Santo moraba en él. Había recibido un oráculo del Espíritu Santo: que no vería la muerte antes de ver al Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu, fue al templo. Cuando entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo previsto por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: ‘Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz. Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel’. Su padre y su madre estaban admirados por lo que se decía del niño. Simeón los bendijo, diciendo a María, su madre: ‘Mira, éste está puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; será como una bandera discutida: así quedará clara la actitud de muchos corazones. Y a ti, una espada te traspasará el alma’. Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Era una mujer muy anciana; de jovencita había vivido siete años casada, y luego viuda hasta los ochenta y cuatro; no se apartaba del templo día y noche, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones. Acercándose en aquel momento, daba gracias a Dios y hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén. Y cuando cumplieron todo lo que prescribía la ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño iba creciendo y robusteciéndose, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios lo acompañaba.
La Solemnidad de la Sagrada Familia, que se celebra en el Domingo de la Octava de Navidad, es una fiesta que motiva a profundizar en el amor familiar, examinar la propia situación del hogar y buscar soluciones que ayuden al papá, la mamá y los hijos a ser cada vez más como la Familia de Nazaret.
La vida familiar no puede reducirse a los problemas de pareja, dejando de lado los valores trascendentes, ya que la familia es signo del diálogo Dios – hombre. Padres e hijos deben estar abiertos a la Palabra y a la escucha, sin olvidar la importancia de la oración familiar que une con fuerza a los integrantes de la familia.
San Juan Pablo II recomienda el rezo del Rosario dentro de las familias, al afirmar que “la familia que reza unida, permanece unida”.
Más información en el especial de la Sagrada Familia.
(Fuente: Aciprensa)

Angelus domingo 28

Papa Francisco: La buena relación entre jóvenes y ancianos, decisiva

Queridos hermanos y hermanas:

En este primer domingo después de Navidad, mientras que aún estamos inmersos en la alegría de la fiesta, la iglesia nos invita a contemplar la sagrada familia de Nazaret.

El día de hoy nos presenta el Evangelio con la Virgen y San José cuando, cuarenta días después del nacimiento de Jesús, van al templo en Jerusalén. Hacen obediencia religiosa en la ley de Moses, que prescribe para ofrecer a Jehová el primogénito (cf. Lc -24 2.22).

Podemos imaginar esta pequeña familia, en medio de tanta gente, en los patios del templo... No pasan desapercibido. Dos ancianos, Simeón y Ana, movidos por el Espíritu Santo, van  a alabar a Dios por ese niño, en el que reconocen al Mesías, luz para los Gentiles y la salvación de Israel (cf. Lc -38 2.22).

Es un momento sencillo pero rico de profecía: el encuentro entre dos jóvenes recién casados llenos de alegría y fe por la gracia del señor; y dos personas mayores también llenas de alegría y fe por la acción del espíritu. ¿Quién les hace conocer? Jesús.

Jesús es quien atrae a las generaciones. Es la fuente de ese amor que une a las familias y personas, ganando cada desconfianza, cada aislamiento, cada distancia. Esto nos hace pensar incluso en los abuelos: ¡Qué importante es su presencia! Lo valioso su papel en las familias y en la sociedad. La buena relación entre los jóvenes y los ancianos es decisiva para la comunidad civil y eclesial.

El mensaje que proviene de la Sagrada familia es sobre todo un mensaje de fe. En la vida familiar de María y José, Dios está  verdaderamente en el centro y en la persona de Jesús. Por esta razón, la sagrada familia de Nazaret es santa, está centrada en Jesús. Cuando los padres y los niños respiran juntos este clima de fe, poseen una energía que les permite enfrentar las dificultades.

Incluso como evidencia demuestra su experiencia de la sagrada familia, por ejemplo en el drama de la fuga en Egipto. El niño Jesús con su madre María y San José son un icono familiar simple pero tan radiante.... La luz que irradia luz de misericordia y salvación para todo el mundo, luz de la verdad para cada persona, para la familia humana y para las familias individuales. Esta luz que proviene de la sagrada familia nos anima a ofrecer calidez en esas situaciones familiares en las que, por diversas razones, no hay paz, no hay armonía y perdón.

Nuestra solidaridad concreta, no es menos especialmente para las familias que están pasando por las situaciones más difíciles por las enfermedades, la falta de trabajo, la discriminación, la necesidad de emigrar... Encomendamos a María, reina de la familia, a todas las familias en el mundo, que puedan vivir en la fe, en armonía, ayuda mutua, y por esto yo invoco sobre ellos la protección maternal de la mujer que era la madre de su hijo.

Después del Angelus

Mis pensamientos están en este momento en los pasajeros del avión malasio que desapareció durante un viaje entre Indonesia y Singapur, así como en los pasajeros de los buques en tránsito en las últimas horas en las aguas del mar Adriático involucrados en algunos accidentes.

Mi cercanía con afecto y oraciones a la familia y a quienes viven con el temor y el sufrimiento de estas situaciones difíciles y a todos aquellos involucrados en las operaciones de rescate.
(Fuente: Aleteia)

sábado, 27 de diciembre de 2014

Hoy se celebra a San Juan Evangelista, el discípulo amado de Jesús


"Hijitos míos, amaos entre vosotros”, solía decir San Juan Evangelista, el más joven de los Apóstoles y a quien se distingue como el “discípulo amado de Jesús”. Fue quien acogió a la Virgen María en su casa y es patrón de teólogos y escritores. Su fiesta se celebra cada 27 de diciembre.
San Juan era judío de Galilea, hijo de Zebedeo y hermano de Santiago el Mayor, con quien era pescador. Fue el elegido para acompañar a Pedro a preparar la última cena, donde reclinó su cabeza sobre el pecho de Jesús. Estuvo al pie de la cruz con la Virgen María, a quien llevó físicamente a su casa como Madre para honrarla, servirla y cuidarla en persona.
Cuando llegó la noticia del sepulcro vacío, San Juan corrió junto a San Pedro para constatarlo. Es ahí donde los dos “vieron y creyeron”. Más adelante, cuando Jesús se les apareció a orillas del lago de Galilea, Pedro preguntó sobre el futuro de Juan y el Señor contestó: “Si quiero que se quede hasta que yo venga, ¿qué te importa? Tú, sígueme”.
Por esta respuesta se corrió el rumor de que Juan no iba a morir, algo que el mismo Apóstol desmintió al indicar que el Señor nunca dijo: "No morirá". Escribió el Apocalipsis, el Evangelio de San Juan, donde se refiere a sí mismo como “el discípulo a quien Jesús amaba”, y tres epístolas.
Según San Clemente de Alejandría, en una ciudad San Juan vio a un joven en la Congregación y, con el sentimiento de que mucho de bueno podría sacarse de él, lo llevó ante el Obispo, que el mismo Juan había consagrado, y le dijo: "En presencia de Cristo y ante esta congregación, recomiendo este joven a tus cuidados".
A recomendación de San Juan, el joven se hospedó en la casa del Obispo, quien lo instruyó en la fe, lo bautizó y confirmó. Sin embargo, las atenciones del Obispo se enfriaron, el muchacho frecuentó malas compañías y se convirtió en asaltante de caminos.
Después de un tiempo, San Juan volvió y le pidió al Obispo el encargo que Jesucristo y él le habían encomendado a su cuidado ante la Iglesia. El Prelado se sorprendió pensando que se trataba de algún dinero, pero el Apóstol le explicó que se refería al joven.
El Obispo exclamó: "¡Pobre joven! Ha muerto". "¿De qué murió?”, preguntó San Juan. "Ha muerto para Dios, puesto que es un ladrón", le respondió. Al oír esto, el anciano Apóstol pidió un caballo y con la ayuda de un guía se dirigió a las montañas donde los asaltantes de camino tenían su guarida. Tan pronto como entró, lo tomaron prisionero.
En el escondite de los maleantes, el joven reconoció al Santo e intentó huir, pero el Apóstol le gritó: "¡Muchacho! ¿Por qué huyes de mí, tu padre, un viejo y sin armas? Siempre hay tiempo para el arrepentimiento. Yo responderé por ti ante mi Señor Jesucristo y estoy dispuesto a dar la vida por tu salvación. Es Cristo quien me envía".
El muchacho se quedó inmóvil, bajó la cabeza, se puso a llorar y se acercó al Santo para implorarle una segunda oportunidad. San Juan, por su parte, no abandonó la guarida de ladrones hasta que el pecador quedó reconciliado con la Iglesia.
Esta caridad, que buscaba inflamar en los demás, se reflejaba en su dicho: “Hijitos míos, amaos entre vosotros". Una vez le preguntaron por qué repetía siempre la frase y respondió San Juan: "Porque ése es el mandamiento del Señor y si lo cumplís ya habréis hecho bastante".
A diferencia de todos los demás Apóstoles que murieron en el martirio, San Juan partió pacíficamente a la Casa del Padre en Éfeso hacia el año cien de la era cristiana y a los 94 años, según San Epifanio.
Más información en el especial de San Juan.
(Fuente:Aciprensa)

viernes, 26 de diciembre de 2014

Mensajes del Papa en twitter



Papa Francisco: "Pensar, sentir y vivir como cristianos, no como paganos"

El Pontífice en el Ángelus recuerda que el misterio de la Navidad es dar la vida por los demás, como San Esteban, el primer mártir de la Iglesia.
 El Papa Francisco, en el Ángelus del 26 de diciembre, recordó a los seguidores de Cristo discriminados por su fe, observando que la liturgia del día recuerda el testimonio de san Esteban, el primer mártir de la Iglesia.

“Pensar, sentir y vivir como cristianos…Le pedimos a San Esteban la gracia de la coherencia cristiana”, dijo desde la ventana del estudio apostólico frente a la Plaza de San Pedro.

El Pontífice pidió a los fieles que oren por los cristianos discriminados. “Yo le diría a cada uno de ellos: si ustedes llevan esta cruz con amor, ustedes han entrado en el misterio de la Navidad, se encuentran en el corazón de Cristo y de la Iglesia”.

Asimismo, pidió rezar también porque “gracias al sacrificio de estos mártires de hoy, se fortalece en cada parte del mundo el compromiso para reconocer y lograr la libertad religiosa, que es un derecho inalienable de toda persona humana”.

El Papa aseguró que el misterio de la Navidad es dar la vida por los demás. San Esteban “con su martirio honra la venida al mundo del Rey de reyes, ofreciéndole el don de su propia vida. Y así nos muestra cómo vivir plenamente el misterio de la Navidad”.

El evangelio –subrayó el Pontífice-  habla de las dificultades que deben enfrentar los discípulos de Jesús- "Y seréis odiados por todos por causa de mi nombre. Pero el que persevere hasta el fin, éste será salvo" (Mt 10:22).

“Estas palabras del Señor –explicó- no arruinan la celebración de la Navidad, pero la desvisten de esa falsa capa empalagosa que no es suya. Entendemos que en las pruebas que aceptamos en la fe, la violencia es derrotada por el amor, la muerte por la vida, para aceptar realmente a Jesús en nuestra vida y prolongar la alegría de la Noche Santa”.

Se trata de dar testimonio de “Jesús en la humildad, en el servicio silencioso, sin miedo a ir en contra de la corriente. Y si no todos están llamados, como san Esteban, a derramar su sangre, para todo cristiano, sin embargo, se requiere que sea coherente en todo momento con la fe que profesa”.

El camino que lleva a Jesús es exigente, aclaró el Papa, pero “los que siguen el camino con fidelidad y valor reciben el regalo prometido por el Señor a los hombres y mujeres de buena voluntad”.

En efecto, “en Belén los ángeles anuncian a los pastores: "En la tierra paz entre los hombres que Dios ama" (Lc 2,14). Esta paz dada por Dios es capaz de calmar la conciencia de los que, a través de las pruebas de la vida, están dispuestos a aceptar la Palabra de Dios y tratar de observarlo con perseverancia hasta el final (cf. Mt 10:22)”.

Después del ángelus, el Obispo de Roma renovó sus saludos de Navidad a todos los fieles junto sus mejores deseos de paz para “las familias, parroquias y comunidades religiosas, movimientos y asociaciones”.

Por último, como suele hacer dijo: "¡Felices fiestas y buena comida! Adiós" y se oyó una exclamación de la multitud: "¡Felicidades!".
(Fuente: Aleteia)

Hoy la Iglesia celebra la memoria de San Esteban, Protomártir

 
Cada 26 de diciembre la Iglesia Católica celebra al primer Mártir de toda la Iglesia Católica, San Esteban. El protomártir murió apedreado luego de ser arrastrado fuera de la ciudad, tras al ser llevado ante el Sanedrín por falsas acusaciones, exhortó a los judíos por haber llegado al punto no sólo de no reconocer al Salvador, sino además de haberle crucificado.
San Esteban mientras recibía el golpe de las piedras pronunció las siguientes palabras: "Señor Jesús, recibe mi espíritu", y estando de rodillas antes de morir exclamó con fuerza: "Señor, no les tengas en cuenta este pecado".
En la celebración de la fiesta de este santo en 2013, el Papa Francisco señaló que "en realidad, en la óptica de la fe, la fiesta de san Esteban está en plena sintonía con el significado profundo de la Navidad".
"En el martirio, de hecho, la violencia es vencida por el amor, la muerte por la vida. La Iglesia ve en el sacrificio de los mártires su “nacimiento al cielo”. Celebramos hoy, pues, el “nacimiento” de Esteban, que en profundidad brota de la Navidad de Cristo. ¡Jesús transforma la muerte de cuantos lo aman en aurora de vida nueva!", agregó el Santo Padre.
También el Sumo Pontífice Emérito, Benedicto XVI, en 2012 al hablar del santo reflexionó sobre "¿De dónde sacó el primer mártir cristiano la fuerza para hacer frente a sus perseguidores y llegar hasta la entrega de sí mismo? La respuesta es simple: de su relación con Dios, de su comunión con Cristo, de la meditación sobre la historia de la salvación, de ver la acción de Dios, que alcanza su cumbre en Jesucristo".
(Fuente: Aciprensa)

jueves, 25 de diciembre de 2014


Feliz Navidad




Papa Francisco telefonea a cristianos iraquíes: Sois como Jesús en Navidad

Entró en vivo en el canal de televisión de la Conferencia Episcopal de Italia y envió un mensaje a un grupo de cristianos iraquíes de Ankawa

 El Papa Francisco ha vuelto a sorprender. Alrededor de las 17 horas de Roma del 24 de diciembre, entró en vivo en TV2000, el canal de televisión de la Conferencia Episcopal de Italia, y envió un mensaje a un grupo de cristianos iraquíes de Ankawa que se disponían a celebrar ya la Misa de Navidad.

El Pontífice les ha podido saludar al tiempo que dejaba espacio para que el sacerdote que celebraría la Misa poco después, les tradujera sus palabras. Junto al religioso estaba un enviado especial de este canal de televisión a Ankawa.

Francisco no pudo darles el mensaje completo puesto que el satélite que le conectaba con Iraq a través de la televisión sufrió problemas. Por ello, y después de que el presentador del programa le hiciese un par de preguntas, decidió terminarlo en la televisión para que lo grabasen y los iraquíes lo pudiesen escuchar después.

A continuación el mensaje a los cristianos de Ankawa y la intervención del Papa Francisco en vivo en la televisión italiana:

“¡Buenas tardes! Les saludo a todos ustedes en esta tarde de Navidad. Buenas tardes. Están a punto de celebrar la Misa y yo me uno a todos ustedes en esta celebración.

Los abrazo a todos y les deseo una Santa Navidad.

A todos ustedes les deseo una Santa Navidad, una Navidad con Jesús, porque ustedes son como Jesús, en la noche de su nacimiento. Para Él no había sitio, y Él fue echado fuera y tuvo que huir a Egipto para salvarse. Ustedes son como Jesús esta tarde, y yo los bendigo, estoy junto a ustedes, pienses que son como Jesús en esta situación, y a mí esto me hace rezar más por ustedes.

Queridos hermanos y hermanas, estoy con ustedes, estoy muy cercano a ustedes esta tarde. Estoy con ustedes, con todo el corazón y pido a Jesús que los acaricie con su ternura. A la Virgen que los llene de mucho amor. Estoy con ustedes”.

Una vez interrumpida la conexión en vivo con Irak el Papa dijo:

“La Navidad es la fiesta concreta de la cercanía de Dios con nosotros y la ternura es lo que Dios hace para manifestarse. La ternura de un niño, de una madre. Esto es bello”.

El presentador le preguntó:

“¿Cómo podemos ser transmisores de esta ternura de Dios a los hermanos que viven situaciones difíciles en estos momentos?”.

El Papa respondió:

“Jesús lo ha dicho en dos pasajes del Evangelio, que es donde está toda la vidacristiana. En las Bienaventuranzas y después en el pasaje de Mateo 25.  Ve a encontrar a los enfermos, a los encarcelados, a aquellos que tienen necesidad, ocúpate de las viudas, de aquellos que no tienen qué comer, qué vestir, ocúpate de los necesitados porque los necesitados son la carne de Cristo. Esto se llama ternura”.

El presentador le dijo entonces que no le quería robar más tiempo y que podía terminar de enviar el mensaje a los cristianos iraquíes. El Papa retomó el saludo y dijo:

“Queridos  hermanos y hermanas, esta noche viene Jesús, viene como un niño tierno, inocente, los niños que están donde ustedes. Los niños que mueren, los niños que son explotados… pensemos en los niños. Jesús Niño viene entre nosotros. Es el amor y la ternura de Dios. Que el Señor les de la gracia de recibirlo con mucho amor. Jesús Niño está entre nosotros.

También pienso en los abuelos, en los ancianos que han vivido toda la vida y ahora sufren esta cruz. Que los ancianos nos den a todos nosotros la sabiduría de la vida. En mi corazón en esta noche están los niños y los ancianos. Y ahora a todos ustedes, sobre todo a los niños y ancianos, les bendigo de corazón”.

Artículo publicado originalmente por Aciprensa

¡Feliz Navidad! ¡Hoy ha nacido el Salvador!


Cada 25 de diciembre se celebra la fiesta solemne del nacimiento de Jesucristo. Es un día de alegría y gozo porque el Señor ha venido al mundo a traernos la salvación. Por eso, en ACI Prensa queremos desearte una feliz navidad y que Jesús también nazca en tu familia y tu corazón.
Evangelio según San Lucas 2, 1-14
“En aquel tiempo, salió un decreto del emperador Augusto, ordenando hacer un censo del mundo entero. Éste fue el primer censo que se hizo siendo Cirino gobernador de Siria. Y todos iban a inscribirse, cada cual a su ciudad. También José, que era de la casa y familia de David, subió desde la ciudad de Nazaret, en Galilea, a la ciudad de David, que se llama Belén, en Judea, para inscribirse con su esposa María, que estaba encinta. Y mientras estaba allí le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en la posada. En aquella región había unos pastores que pasaban la noche al aire libre, velando por turno su rebaño. Y un ángel del Señor se les presentó; la gloria del Señor los envolvió de claridad, y se llenaron de gran temor. El ángel les dijo: - «No temáis, os traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor. Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.» De pronto, en torno al ángel, apareció una legión del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: - «Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor”.
Así como el sol despeja las tinieblas durante el alba, la presencia de Cristo irrumpe en las tinieblas del pecado, el mundo, el demonio y de la carne para mostrarnos el camino a seguir. Con su luz nos muestra la verdad de nuestra existencia. Cristo mismo es la vida que renueva la naturaleza caída del hombre y de la naturaleza. La Navidad celebra esa presencia renovadora de Cristo que viene a salvar al mundo.
La Iglesia en su papel de madre y maestra por medio de una serie de fiestas busca concientizar al hombre de este hecho tan importante para la salvación de sus hijos. Por ello, es necesario que todos los feligreses vivamos con recto sentido la riqueza de la vivencia real y profunda de la Navidad.
(Fuente: Aciprensa)

miércoles, 24 de diciembre de 2014

La historia de la Navidad



(Fuente: Aleteia)

CON + MAGIA Corazones rotos



Proyecto Con+Gracia: “Los medios digitales son las nuevas periferias” a evangelizar



El proyecto Con+Gracia, desarrollado en Guadalajara (México) por un grupo de seminaristas y laicos, es una gran apuesta por la evangelización en medios digitales. Entre sus propuestas más llamativas están los episodios en video de un seminarista que realiza actos de magia con mensajes cristianos en las calles.
En entrevista con ACI Prensa, José Luis González Santoscoy, seminarista responsable del proyecto, señaló que Con+Gracia “surge como iniciativa para responder al llamado del Papa Francisco de salir a las periferias y llevar ahí el Evangelio”.
“En la actualidad, los medios digitales son las nuevas periferias en donde se encuentran los jóvenes del Siglo XXI”.
González Santoscoy explicó que “la misión del proyecto es contribuir a la Nueva Evangelización, a través de los medios digitales y audiovisuales de una manera fresca, atractiva, apasionante e innovadora para los jóvenes del siglo XXI”.
“Por ello, estamos realizando contenido de calidad que vayan en la línea de la formación católica y, a través de ellos, los jóvenes tengan un primer encuentro con Dios y los haga sembrar cuestionarse sobre su fe”.
Con+Gracia, explicó cuenta con una amplia gama de contenidos, que comprenden Con+Magia, que abarca shows de magia con temas de evangelización; Con+Historias, que presenta videos testimoniales de figuras públicas; Con+Koko, con caricaturas propositivas sobre temas actuales, así como videoblogs con variada temática alusiva a la vida de los jóvenes.
También realizan programas de radio con educación sobre una recta sexualidad, historias de jóvenes conversos, postales digitales, entre otros.
En el proyecto, indicó González Santoscoy, los seminaristas “nos encargamos de los contenidos editoriales, de los contenidos para los videos, etc.
Mientras que ciertos laicos comprometidos son los que se encargan de la pre-producción, realización y post-producción de los contenidos audiovisuales”.
“Además, contamos con el apoyo de una productora de contenidos cinematográficos, quienes nos respaldan para la realización de los contenidos de calidad audiovisual”.
Con+Gracia cuenta también con la asesoría de una empresa de mercadotecnia, “a fin de que la imagen y los contenidos lleguen a tener impacto real en los jóvenes”.
Actualmente, el proyecto presenta un nuevo contenido audiovisual cada semana, y buscan crecer a mediano plazo en la producción de contenidos.
“Esto será conforme vayamos consiguiendo nuevos bienhechores”, dijo González Santoscoy.
La respuesta del público de Con+Gracia “ha sido muy positiva”, aseguró, pues “en los escasos dos meses que tiene el proyecto en línea, se está difundiendo muy bien, además de que los audiovisuales se han compartido y han gustado bastante”.
Además de internet, los videos son transmitidos por Televisión Católica, en cable, y en el Canal ESNE (El Sembrador).
Para conocer más de Con+Gracia, puede ingresar a: http://www.conmasgracia.org/
(Fuente: Aciprensa)

¡Desde Cáritas Española nos desean una Feliz Navidad!


domingo, 21 de diciembre de 2014

Hoy se celebra el último domingo de Adviento


Este 21 de diciembre se celebra el cuarto domingo de Adviento y la Iglesia invita a mirar a María, la “Virgen del Adviento”, quien desde aquel “Sí” al ángel, por nueve meses preparó humildemente su casa y su corazón para tener en sus brazos al Salvador. Ella es quien abre las puertas de la Navidad.
Evangelio: Lucas 1,26-38
"Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo"
En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: "Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo." Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo: "No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin." Y María dijo al ángel: "¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?" El ángel le contestó: "El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible." María contestó: "Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra." Y la dejó el ángel.
Este domingo, las lecturas bíblicas y la predicación se centran en la disposición de la Virgen María ante el anuncio del nacimiento de su Hijo y animan a "aprender de María y aceptar a Cristo que es la Luz del Mundo".
Como ya está próxima la Navidad, la reconciliación con Dios y con nuestros hermanos ayuda a esperar la alegría de esta gran fiesta.
En ambiente de familia, se recomienda que todos los preparativos sean con el firme propósito de aceptar a Jesús en el hogar, la comunidad, el trabajo, la parroquia, etc.
(Fuente:Aciprensa)

Papa Francisco: Pesebre y árbol de Navidad también llegan al corazón de quienes no creen



El Papa Francisco recibió este viernes a una delegación de las provincias italianas de Verona y Catanzaro que este año ofrecieron el Belén y el árbol de Navidad que decoran la Plaza de San Pedro, dos signos navideños que también llegan al corazón “de los que no creen, porque hablan de fraternidad, de intimidad y de amistad” e invitan “a la unidad, a la concordia y a la paz”.
''Los valores del cristianismo han fecundado la cultura, la literatura, la música y el arte de sus tierras y todavía hoy constituyen un patrimonio inapreciable que conservar y transmitir a las generaciones futuras”, afirmó el Papa.
En ese sentido, agregó que “el Nacimiento y el árbol de Navidad, son signos navideños siempre sugestivos y amados por nuestras familias cristianas: recuerdan el misterio de la encarnación, el Hijo unigénito de Dios que se hizo hombre para salvarnos y la luz que Jesús trajo al mundo con su nacimiento”.
“Pero tanto el Belén como el Árbol llegan al corazón de todos, también de los que no creen, porque hablan de fraternidad, de intimidad y de amistad, llamando a la humanidad de nuestra época a descubrir de nuevo la belleza de la sencillez, del compartir y de la solidaridad”.
“Son una invitación a la unidad –añadió–, a la concordia y a la paz; una invitación a hacer sitio, en nuestra vida personal y social, a Dios que no viene con arrogancia a imponer su potencia, sino que nos ofrece su amor omnipotente a través de la frágil figura de un Niño. El Belén y el Árbol traen, por lo tanto, un mensaje de luz, de esperanza y de amor''.
''El Mesías se hizo hombre y vino entre nosotros para disipar las tinieblas del error y del pecado, trayendo a la humanidad su luz divina. El mismo Jesús dirá: ''Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no camina entre tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida''. Sigamos a esta Luz verdadera para no extraviarnos y para dar, a nuestra vez, luz y calor a todos los que atraviesan momentos de dificultad y oscuridad interior'', concluyó el Santo Padre.
(Fuente: Aciprensa)

Papa Francisco: Vivamos una Navidad “verdaderamente cristiana, libres de toda mundanidad”


(ACI/EWTN Noticias).- Al presidir hoy el rezo del Ángelus en el cuarto y último domingo de Adviento, a pocos días de Navidad, el Papa Francisco invitó a los fieles a vivir una Navidad “verdaderamente cristiana”, al tiempo que señaló a María y a José como ejemplos de cómo recibir a Jesús en nuestras almas.
El Santo Padre indicó que “hoy, cuarto y último Domingo de Adviento, la liturgia quiere prepararnos a la Navidad, ya a las puertas, invitándonos a meditar el relato del anuncio de Ángel a María. El Arcángel Gabriel revela a la Virgen la voluntad del Señor, que ella se convierta en la madre de su Hijo unigénito: ‘Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; él será grande y será llamado Hijo del Altísimo’.
“Fijemos la mirada sobre esta sencilla muchacha de Nazaret, en el momento en que se vuelve disponible al mensaje divino con su ‘sí’; captamos dos aspectos esenciales de su actitud, que es para nosotros modelo de cómo prepararse a la Navidad”.
Según cita Radio Vaticano, el Papa destacó “ante todo” la fe de María, “que consiste en escuchar la Palabra de Dios para abandonarse a esta Palabra con plena disponibilidad de mente y de corazón”.
“Al responder al Ángel María dijo: ‘Yo soy la sierva del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho’. En su ‘sí’ lleno de fe, María no sabe por cuáles caminos deberá aventurarse, cuáles dolores deberá padecer, cuáles riesgos afrontar. Pero es consciente que es el Señor quien pide y ella se fía totalmente de Él, se abandona a su amor. Ésta es la fe de María”.
Francisco señaló que “otro aspecto es la capacidad de la Madre de Cristo de reconocer el tiempo de Dios. María es aquella que ha hecho posible la encarnación del Hijo de Dios, ‘revelando un misterio que fue guardado en secreto desde la eternidad’”.
María, subrayó el Santo Padre, “ha hecho posible la encarnación del Verbo gracias precisamente a su ‘sí’ humilde y valiente. María nos enseña a comprender el momento favorable en que Jesús pasa por nuestra vida y pide una respuesta rápida y generosa”.
“Y Jesús pasa. En efecto, el misterio del nacimiento de Jesús en Belén, que se produjo históricamente hace ya más de dos mil años, se produce como evento espiritual, en el ‘hoy’ de la Liturgia”.
Francisco aseguró que “el Verbo, que encontró morada en el seno virginal de María, en la celebración de la Navidad viene a llamar nuevamente al corazón de cada cristiano. Pasa y llama. Cada uno de nosotros está llamado a responder, como María, con un ‘sí’ personal y sincero, poniéndose plenamente a disposición de Dios y de su misericordia, de su amor”.
“Eh, cuántas veces Jesús pasa por nuestra vida. Y cuántas veces nos envía un ángel. Y cuántas veces no nos damos cuenta, porque estamos tan ocupados e inmersos en nuestros pensamientos, en nuestros asuntos e incluso, en estos días, en nuestra preparación de la Navidad, que no nos damos cuenta que Él pasa y llama a la puerta de nuestro corazón pidiendo acogida, pidiendo un ‘sí’, como el de María”.
El Santo Padre recordó que “in santo decía: ‘Tengo temor de que el Señor pase’. ¿Saben por qué tenía temor? Temor de no darse cuenta y dejarlo pasar”.
“Cuando nosotros sentimos en nuestro corazón: ‘Pero yo querría ser más bueno, más buena, me he arrepentido de esto que he hecho’, aquí está precisamente el Señor que llama, que te hace sentir ganas de ser mejor, las ganas de permanecer más cerca de los demás, de Dios”.
“Si tú sientes esto, detente. Allí está el Señor. Y ve a rezar, tal vez a la Confesión. A limpiar un poco el orujo. Eso hace bien. Pero acuérdate bien, si tú sientes esas ganas de mejorar, es Él quien llama. No lo dejes pasar”.
El Papa destacó que “en el misterio de la Navidad, junto a María está la silenciosa presencia de San José, tal como es representada en todo pesebre, también en el que pueden admirar aquí, en la Plaza de San Pedro”.
“El ejemplo de María y de José es para todos nosotros una invitación a recibir acoger, con total apertura del alma a Jesús, que por amor se ha hecho nuestro hermano”.
Jesús, dijo, “viene a traer al mundo el don de la paz: ‘En la tierra, paz a los hombres que él ama’, como anunciaron a coro los ángeles a los pastores. El don precioso de la Navidad es la paz, y Cristo es nuestra paz verdadera. Y Cristo llama a nuestros corazones para darnos la paz. La paz del alma. Abramos las puertas a Cristo”.
“Nos encomendamos a la intercesión de nuestra Madre y de San José, para vivir una Navidad verdaderamente cristiana, libres de toda mundanidad, dispuestos a acoger al Salvador, el Dios-con-nosotros”, concluyó.
(Fuente: Aciprensa)

jueves, 18 de diciembre de 2014

La historia del Adviento



¿Qué haces con tu hermano?

La nueva campaña institucional de Cáritas es una invitación a construir una fraternidad comprometida, que tiene su raíz en nuestra condición común de ser miembros de una sola familia humana, con la misma dignidad y derechos.
Llamados a “desear, buscar y cuidar el bien de los demás”, como señala el Papa Francisco.


“¿Qué haces con tu hermano?”. Con esta pregunta interpeladora, Cáritas Española lanza su Campaña de Navidad 2014, que marca el arranque de la campaña institucional 2014-15 y que, hasta el año 2017, va a desarrollarse en varias etapas bajo el lema general “Ama y vive la justicia”. [VER AQUÍ TODOS LOS MATERIALES]
Pérdida de derechos
Durante este primer periodo de la campaña (2014-15) --donde el segundo momento de impacto será el Día de Caridad, en junio próximo-- el objetivo se va a centrar en las personas más vulnerables y la pérdida de sus derechos, que han dado lugar a nuevos rostros de pobrezas. De ahí la elección de la frase del Génesis «¿Qué has hecho (qué haces) con tu hermano?», con la que se pretende interpelarnos sobre quién es realmente el otro, quién es la persona para nosotros, cuál es su dignidad y cómo acompañamos y cuidamos al que está en situación de necesidad o de desventaja social.
La nueva campaña institucional de Cáritas es una invitación a construir una fraternidad comprometida, que tiene su raíz en nuestra condición común de ser miembros de una sola familia humana, con la misma dignidad y derechos, todos, hijos e hijas de Dios.
Llamados a “desear, buscar y cuidar el bien de los demás”, como señala el Papa Francisco en la Evangelii Gaudium, en este primer año de campaña se plantea esta pregunta valiente: ¿Qué haces con tu hermano? ¿Qué hacemos con nuestros hermanos y hermanas?
Movernos ante las injusticias cotidianas
Como explica Eva San Martín, responsable de la campaña, “no se trata tanto de formular un juicio sobre nuestras actitudes como de lanzar una llamada urgente que nos interpela y nos rescata de ser cómplices en la indolencia; es una llamada a vivir volcados en la realidad que vivimos, en la de las personas que ven recortados sus derechos cada día y que busca conmovernos y movernos ante las injusticias cotidianas de un estilo de vida cómodo y superficial”.
Como continuidad a las ediciones anteriores, el objetivo de esta campaña institucional es sensibilizar en los valores de Cáritas a través de un amplio repertorio de materiales de sensibilización, así como dinamizar los proyectos y ámbitos de la acción de la institución.
Ser presencia activa y referente en valores
Bajo el lema “Ama y vive la justicia”, con esta campaña “emprendemos un camino hacia las fuentes, a las raíces de nuestra esencia e identidad, para recordarlas, actuar en consecuencia, ser presencia activa y un referente en valores en la sociedad, especialmente en este tiempo en el que las personas parecen haber perdido valor”, añade Eva San Martín.
Al plantear la cuestión “¿Qué haces con tu hermano”?, Cáritas quiere recordarnos que cada uno somos guardianes de nuestros hermanos, guardianes de sus derechos y de los nuestros, de los que nos hacen persona. Como se indica en la guía de la campaña, “sin los derechos humanos no podemos abrir la puerta a un orden civil acorde a la dignidad humana. Todos, somos guardianes de la verdad, de la libertad, de la justicia, del amor”.
Plan de sensibilización trienal
Tras la primera fase de la campaña, durante el segundo periodo de la misma (2015-2016) el lema inspirador va a ser «Practica la justicia»: Parafraseando a Miqueas, «practica la justicia, ama la misericordia y camina humildemente con tu Dios» (Mi 6,8), desde Cáritas se pondrá el acento en la práctica de la justicia y de los derechos, en la acción directa transformadora y en la denuncia profética.
«Llamados a ser en común» será la idea central del último período de la campaña (2016-17), con el objetivo puesto en la comunidad, el compromiso y la participación. Los contenidos desarrollarán la propuesta de que el amor trasciende, supera la justicia, se hace comunión y construye comunidad. Una comunidad que se pone en marcha, contracorriente, que da testimonio de su fe con sus obras, con su manera de ser y hacer. Una comunidad que es sal y luz.
(Fuente: Cáritas)

Día Internacional del Migrante: construir la convivencia intercultural es responsabilidad de todos.


Cáritas Española invita a poner en valor la riqueza y diversidad cultural de nuestra sociedad.
Cáritas. 18 de diciembre de 2014.- Con ocasión del día Internacional del Migrante, Cáritas quiere poner en valor la riqueza y diversidad cultural y humana que es ya un signo inequívoco de identidad de nuestra sociedad. Somos conscientes de que asumir cambios demanda de cada uno de nosotros una apuesta personal por la acogida y un serio compromiso de apertura hacia quienes llegan a nuestro país para desarrollar sus proyectos de vida en dignidad.
Construir la convivencia intercultural
La convivencia intercultural no es algo que se instale por sí misma, sino que se consolida dentro de un proceso permanente de construcción, en el que, como propone el Papa Francisco, en preciso “avanzar desde la cultura del rechazo a la cultura del encuentro”.
Esta ardua tarea colectiva de cohesión social puede estimularse o destruirse, sin embargo, con determinadas decisiones políticas. Es lo que sucede con las serias barreras que siguen existiendo para disfrutar de una situación administrativa regular, lo que impide a miles de personas y familias el pleno acceso a sus derechos humanos o, en no pocas ocasiones, la condena a ser criminalizados y a vivir con temor.
Rechazo de discursos xenófobos
Por este motivo, ante el año electoral que se avecina, llamamos a la responsabilidad a todos aquellos que se puedan ver tentados de utilizar un discurso xenófobo y racista para obtener réditos electorales.
Resulta muy fácil sembrar rencor y desconfianza hacia las personas migrantes cuando hay un sustrato social abonado por las dificultades generadas por la  precariedad, la vulnerabilidad y la escasez de recursos públicos. Sin la necesaria visión de futuro, se corre el riesgo real de que, una vez concluidas las campañas electorales, nuestras comunidades se queden expuestas al efecto negativo producido por un aluvión de mensajes dirigidos a discriminar a esa parte de la sociedad integrada por inmigrantes arraigados e implicados en nuestra vida cotidiana.
El peligro será mayor incluso si se olvida el reto que supone educar en valores a una nueva generación de jóvenes, que está creciendo y madurando en el camino que nosotros les estamos preparando.
Llamamiento a las formaciones políticas
Emplazamos, por ello, a todas las formaciones políticas para que pongan a prueba sus auténticas capacidades de liderazgo con la articulación de propuestas constructivas e incluyentes, con objeto de que, de manera específica en los temas migratorios, aborden tres retos fundamentales: la necesidad de impulsar la cohesión social en tiempos de crisis, el fortalecimiento del sistema de protección social y una apuesta inequívoca por la integración basada en el rechazo firme de cualquier síntoma de xenofobia y racismo.
La construcción de relaciones que posibiliten la convivencia en nuestras ciudades y barrios no es algo que competa exclusivamente a los poderes públicos. Es una tarea colectiva, que reclama también la contribución eficaz y solidaria de toda la ciudadanía y a los movimientos sociales. Alentamos por ello, en particular a la comunidad cristiana, a discernir adecuadamente el contenido de las propuestas electorales y a rechazar aquellos mensajes oportunistas orientados a la segregación y la discriminación.
Sumar capacidades
Está en nuestras manos –y es nuestra responsabilidad, como nos recuerda la campaña institucional de Cáritas para esta Navidad, que nos pregunta “¿Qué haces con tu hermano?”-- sumar nuestras capacidades para tejer una sociedad diversa y unas comunidades acogedoras.
Invitamos a todos y a todas a “ver en el migrante y en el refugiado no sólo un problema que debe ser afrontado, sino un hermano y una hermana que deben ser acogidos, respetados y amados, una ocasión que la Providencia nos ofrece para contribuir a la construcción de una sociedad más justa, una democracia más plena, un país más solidario, un mundo más fraterno y una comunidad cristiana más abierta, de acuerdo con el Evangelio” (Papa Francisco, Mensaje Pontificio Día Mundial del Migrante y Refugiado 2014).
(Fuente: Cáritas)