domingo, 19 de diciembre de 2010

Belén




Orar con una sonrisa diaria


En una clase de niños de tercero de Primaria -el curso en el que se preparaban para la Primera Comunión- pusieron el belén en el aula unos días antes de Navidad. Cuando ya estaba todo perfectamente colocado, el profesor les preguntó:

-¿Os gusta así o queréis cambiar alguna cosa?

Y uno de los pequeños, pecoso y con cara de traste, dijo muy serio:

-Yo cambiaría al Niño Jesús y a Herodes.

-¿Cómo al Niño Jesús y a Herodes?- preguntó el maestro.

-Si -apostilló el pequeño-. Pondría al Niño Jesús en el palacio y a Herodes en el pesebre.




Los sentimientos del niño eran muy humanos y nobles. Pero las cosas han ocurrido de otra manera.
Como decía San Agustín, el pesebre de Belén no es solo el lugar donde Jesús nace; es la primera cátedra desde donde nos enseña. Aún no sabe hablar y ya nos da unas lecciones magistrales. Conviene pararse a contemplar ese pesebre: es mucho lo que se puede aprender.
Cuando las cosas no te salgan como te hubiera gustado, mira el portal.
Cuando sientas el frío de la indiferencia, mira el portal.
Cuando te parezca que todas las puertas se te cierren, mira al portal.
Cuanto te creas solo y abandonado, mira el portal.
Mira el portal, y piensa que allí está Dios Hijo, la Madre de Dios y el "varón justo" que hace las veces de su Padre.


(Tomado del libro de Agustín Filgueiras "Orar con una sonrisa diaria" Colección HABLAR CON JESÚS)

Compendio del Catecismo


Nº 103 NAVIDAD
¿Qué nos enseña el Evangelio sobre los Misterios del nacimiento y la infancia de Jesús?

En el Nacimiento de Jesús, la gloria del cielo se manifiesta en la debilidad de un niño; la circuncisión es signo de su pertenencia al pueblo hebreo y prefiguración de nuestro Bautismo; la Epifanía es la manifestación del Rey-Mesías de Israel a todos los pueblos; durante la presentación en el Templo, en Simeón y Ana se concentra toda la expectación de Israel, que viene al encuentro de su Salvador; la huida a Egipto y la matanza de los inocentes anuncian que toda la vida de Cristo estará bajo el signo de la persecución; su retorno de Egipto recuerda el Éxodo y presenta a Jesús como el nuevo Moisés: Él es el verdadero y definitivo liberador.

Sagrada Biblia


Sagrada Biblia versión oficial de la Conferencia Espiscopal Española. Pinchando en la imagen accede a su página web.

Jesús nacerá de María, desposada con José, hijo de David (IV domingo de Adviento)


El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera:

María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo.

José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:

-«José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»

Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que habla dicho el Señor por el Profeta:

«Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa "Dios-con-nosotros".»

Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Orar con una sonrisa diaria


Un preso le dice a su compañero de celda:

-Cuando salga de la cárcel, me voy a casar.

-Bueno, hombre, bueno- responde el compañero-. Llevas tres años preso y ya no sabes vivir en libertad.

¡Libertad! Cuánto se usa y se abusa de esa palabra. Hay pocas palabras del diccionario castellano tan maltratadas como ésa.
La libertad no es un fin . Es un medio: necesitamos ser libres para algo positivo, para amar, para hacer el bien. El que hace el mal no merece que se deje libre; al contrario, debe ser privado de libertad por el bien de todos.
Hacer voluntariamente el bien a quienes uno ama es la expresión más perfecta y adecuada de libertad. Y hacer el bien a la persona amada es el fin del matrimonio.
En realidad, la libertad sin amor es un barco sin rumbo ni timón: un verdadero peligro; en primer lugar para el barco. La entrega por amor es la mayor y más sublime libertad.

Compendio del Catecismo


Nº 85
¿Por qué el Hijo de Dios se hizo hombre?

El Hijo de Dios se encarnó en el seno de la Virgen María, por obra del Espíritu Santo, por nosotros los hombres y por nuestra salvación: es decir, para reconciliarnos a nosotros pecadores con Dios, darnos a conocer su amor infinito, ser nuestro modelo de santidad y hacernos «partícipes de la naturaleza divina» (2 P 1, 4).

Nº 86

¿Qué significa la palabra «Encarnación»?

La Iglesia llama «Encarnación» al misterio de la unión admirable de la naturaleza divina y la naturaleza humana de Jesús en la única Persona divina del Verbo. Para llevar a cabo nuestra salvación, el Hijo de Dios se ha hecho «carne» (Jn 1, 14), haciéndose verdaderamente hombre. La fe en la Encarnación es signo distintivo de la fe cristiana.



domingo, 12 de diciembre de 2010

¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro? (III domingo de Adviento)


En aquel tiempo, Juan, que había oído en la cárcel las obras del Mesías, le mandó a preguntar por medio de sus discípulos:

-«¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?»

Jesús les respondió:

-«Id a anunciar a Juan lo que estáis viendo y oyendo:

los ciegos ven, y los inválidos andan; los leprosos quedan limpios, y los sordos oyen; los muertos resucitan, y a los pobres se les anuncia el Evangelio. ¡Y dichoso el que no se escandalice de mí! »

Al irse ellos, Jesús se puso a hablar a la gente sobre Juan:

-«¿Qué salisteis a contemplar en el desierto, una caña sacudida por el viento? ¿0 qué fuisteis a ver, un hombre vestido con lujo? Los que visten con lujo habitan en los palacios. Entonces, ¿a qué salisteis?, ¿a ver a un profeta?

Sí, os digo, y más que profeta; él es de quien está escrito:

"Yo envío mi mensajero delante de ti, para que prepare el camino ante ti."

Os aseguro que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan, el Bautista; aunque el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él.»

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Inmaculada Concepcion de la Virgen María


En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María.

El ángel, entrando en su presencia, dijo:

-«Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo. »

Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél.

El ángel le dijo:

-«No temas, Maria, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»

Y María dijo al ángel:

-«¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?»

El ángel le contestó:

-«El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios.
Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaba estéril, porque para Dios nada hay imposible. »
María contestó:
-«Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»
Y la dejó el ángel.

domingo, 5 de diciembre de 2010

ADVIENTO


Es tiempo de Esperanza. "La esperanza viene de Dios, de nuestra fe en Dios. Los que tienen esperanza son los que creen que Dios los creó para algo y que Él proveerá cuanto necesitan. Creen que Dios los ama como Padre fiel" (Juan Pablo II)

ADVIENTO

video

Orar con una sonrisa diaria


Un niño pequeño, hijo de un político profesional, pregunta a su padre:

-Papá, ¿qué es un traidor?

-Es un hombre que abandona nuestro partido para afiliarse a otro.

-Ah, claro.Oye, y si abandona otro partido para afiliarse al nuestro, ¿también es un traidor?

-No, hombre no.Ese es un converso.



La sinceridad con uno mismo no resulta nada barata. Exige un alto precio:
a) La renuncia al amor propio, que lleva a confundirla verdad con la utilidad.
b) La lucha con la soberbia, que pretende constituirnos en baremo y medida de las cosas.
c) Una buena dosis de humildad, para querer ver las cosas como son y no como nos gustaría que fuesen.
Quiero ser sincero, en la medida que quiero pagar ese precio.

(Tomado del libro de Agustín Filgueiras "Orar con una sonrisa diaria" Colección HABLAR CON JESÚS)

Cáritas inicia su campaña de Navidad con una colecta para los más necesitados


CÁRITAS, a solicitar su importante ayuda para esta Campaña, Adviento es tiempo de esperanza. Si tiene hambre de justicia, no se comforme con denunciar las situaciones de marginación, haga algo para remediarlas.
El sábado 11 de Diciembre en las misas vespertinas, y el domingo 12, en todos los Templos de La Coruña, se hará la habitual colecta CAMPAÑA DE NAVIDAD a favor de nuestros hermanos necesitados.
También puede entregar sus donativos en als cuentas abiertas hasta finales de Diciembre, a nombre de Cáritas Interparroquial, en las Cajas de Ahorros y en Bancos de la ciudad o en el Consejo Interparroquial de CÁRITAS, Plaza de Recife s/n . Teléfono 981 26 98 39

Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos (Domingo II Adviento)


Por aquel tiempo, Juan Bautista se presentó en el desierto de Judea, predicando: -«Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos.»
Éste es el que anunció el profeta Isaías, diciendo:

«Una voz grita en el desierto:

"Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos."
Juan llevaba un vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre.

Y acudía a él toda la gente de Jerusalén, de Judea y del valle del Jordán; confesaban sus pecados; y él los bautizaba en el Jordán.

Al ver que muchos fariseos y saduceos venían a que los bautizará, les dijo:

-« ¡Camada de víboras!, ¿quién os ha enseñado a escapar del castigo inminente?

Dad el fruto que pide la conversión.

Y no os hagáis ilusiones, pensando: "Abrahán es nuestro padre", pues os digo que Dios es capaz de sacar hijos de Abrahán de estas piedras.

Ya toca el hacha la base de los árboles, y el árbol que no da buen fruto será talado y echado al fuego.

Yo os bautizo con agua para que os convirtáis; pero el que viene detrás de mí puede más que yo, y no merezco ni llevarle las sandalias.

Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego.

Él tiene el bieldo en la mano: aventará su parva, reunirá su trigo en el granero y quemará la paja en una hoguera que no se apaga.»

Compendio del Catecismo


Nº 141 y 140

Sobre San Juan Bautista, el Precursor del Señor

El Espíritu colma con sus dones a Juan el Bautista, el último profeta del Antiguo Testamento, quien, bajo la acción del Espíritu, es enviado para que «prepare al Señor un pueblo bien dispuesto» y anunciar la venida de Cristo, Hijo de Dios: aquel sobre el que ha visto descender y permanecer el Espíritu, «aquel que bautiza en el Espíritu».

¿Qué significa que el Espíritu «habló por los Profetas»?

Con el término «Profetas» se entiende a cuantos fueron inspirados por el Espíritu Santo para hablar en nombre de Dios. La obra reveladora del Espíritu en las profecías del Antiguo Testamento halla su cumplimiento en la revelación plena del misterio de Cristo en el Nuevo Testamento.