domingo, 25 de abril de 2010

Yo doy la vida eterna a mis ovejas


En aquel tiempo, dijo Jesús: - «Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre. Yo y el Padre somos uno.»

Jornada de Vocaciones Nativas 2010: Al servicio de la Reconciliación


El rostro de un sacerdote, que el día de su ordenación recibe la felicitación de una mujer de su pueblo. Las manos entrelazadas muestran la cercanía y el amor.

Las piezas del puzle la fotografía está bastante difusa. Apenas se puede entender la escena del “encuentro”. Faltan no pocas piezas del puzle. Sucede que en África, y también en otros continentes, la vivencia del amor de Jesús y el Evangelio del perdón y de la reconciliación está aún en proceso de reconstrucción.

La Jornada, es una invitación a la esperanza (hay vocaciones nativas que hacen posible el perdón), y una interpelación para que sigamos colaborando con la formación de estas vocaciones al servicio de la reconciliación.

Jornada de oración por las vocaciones: El testimonio suscita vocaciones

Oración

El nombre que me diste
No sé cómo me llamo...
Tú lo sabes, Señor.
Tú conoces el nombre
que hay en tu corazón
y es solamente mío;
el nombre que tu amor
me dará para siempre
si respondo a tu voz.
Pronuncia esa palabra
de júbilo o dolor...
¡Llámame por el nombre
que me diste, Señor!
(Ernestina de Champourcin)


Queridos hermanos y hermanas:
La XLVIII Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que se celebrará en el IV domingo de Pascua, domingo del «Buen Pastor», el 25 de abril de 2010, me ofrece la oportunidad de proponer a vuestra reflexión un tema en sintonía con el Año Sacerdotal: El testimonio suscita vocaciones. La fecundidad de la propuesta vocacional, en efecto, depende primariamente de la acción gratuita de Dios, pero, como confirma la experiencia pastoral, está favorecida también por la cualidad y la riqueza del testimonio personal y comunitario de cuantos han respondido ya a la llamada del Señor en el ministerio sacerdotal y en la vida consagrada, puesto que su testimonio puede suscitar en otros el deseo de corresponder con generosidad a la llamada de Cristo. Este tema está, pues, estrechamente unido a la vida y a la misión de los sacerdotes y de los consagrados. Por tanto, quisiera invitar a todos los que el Señor ha llamado a trabajar en su viña a renovar su fiel respuesta, sobre todo en este Año Sacerdotal, que he convocado con ocasión del CL aniversario de la muerte de san Juan María Vianney, el Cura de Ars, modelo siempre actual de presbítero y de párroco. seguir leyendo

sábado, 24 de abril de 2010

Orar con una sonrisa diaria


Dos médicos, en una tertulia de amigos, se enzarzan en una discusión. En un momento, uno de ellos, acalorado, le dice al otro:

-Tu no eres médico; eres un veterinario.

Y el aludido, dirigiéndose a uno de los amigos presentes, le dice muy serio:

-Defiéndete. Te están insultando.

-¿A mi? -pregunta, desconcertado, el amigo. Te llama veterinario a ti.

-Por eso. A mi no me afecta que me llame veterinario. Pero a ti debería importarte. Al fin, eres uno de mis pacientes.




Cuando se lanza una piedra se puede calcular, con más o menos acierto, hasta donde va a llegar. Con las injurias, las calumnias, las mentiras, es prácticamente imposible prever su alcance. Pueden llegar muy lejos y hacer sufrir a muchas personas.
"Si alguno no peca de palabra, es varón perfecto, capaz de gobernar con el freno todo su cuerpo. A los caballos les ponemos freno en la boca para que nos obedezcan, y así gobernamos todo su cuerpo... Así también la lengua, con ser un miembro pequeño, se atreve a grandes cosas...De la misma boca proceden la bendición y la maldición. Y esto, hermanos míos, no debe ser así. ¿Acaso la fuente echa por el mismo caño agua dulce y amarga? (Santiago 3, 2-3 y 10-11)

(Tomado del libro de Agustín Filgueiras "Orar con una sonrisa diaria" Colección HABLAR CON JESÚS)

Compendio del Catecismo


Nº 578
¿Cuál es el origen de la oración del Padre nuestro?

Jesús nos enseñó esta insustituible oración cristiana, el Padre nuestro, un día en el que un discípulo, al verle orar, le rogó: «Maestro, enséñanos a orar» (Lc 11, 1). La tradición litúrgica de la Iglesia siempre ha usado el texto de San Mateo (6, 9-13).

Nº 579
¿Qué lugar ocupa el Padre nuestro en las Escrituras?


El Padre nuestro es «el resumen de todo el Evangelio» (Tertuliano); «es la más perfecta de todas las oraciones» (Santo Tomás de Aquino). Situado en el centro del Sermón de la Montaña (Mt 5-7), recoge en forma de oración el contenido esencial del Evangelio.

martes, 20 de abril de 2010

APUNTA A TUS HIJOS A CLASE DE RELIGIÓN Y MORAL CATÓLICA


Apúntate a la clase de religión católica
Porque:
  • La religión te descubre quién eres de verdad.
  • Te guía para salir al encuentro de las necesidades de los otros, para contribuir al bien común.
  • Nos orienta para considerar el entorno como algo maravilloso, digno de ser admirado, ¡es obra de Dios!
  • La religión te demuestra que es posible encontrar alegría compartiendo con quien está necesitado.
  • Amar a Dios y al prójimo es el programa grabado en el interior de cada persona.
Ven y sígueme
Porque:

  • La verdadera fuente de la libertad está en Jesucristo.
  • Él nos revela la capacidad que tenemos para la virtud y el bien.
  • Él es quien nos libera del pecado y de la oscuridad de este mundo.
  • Él lleva la paz, suscita la sed de la verdad y el hambre de la virtud.
  • Él es la fuente de toda bondad.
«Es nuestra tarea intentar responder a la demanda de verdad confrontando sin temor la propuesta de la fe con la razón de nuestro tiempo. Así, ayudaremos a los jóvenes a ensanchar los horizontes de su inteligencia, abriéndose al misterio de Dios, en el que se halla el sentido y la dirección de su existencia». (BENEDICTO XVI, Congreso de la diócesis de Roma, 11-6-2007)


Conforme a la legislación establecida, la enseñanza de la Religión católica es una asignatura que obligatoriamente los directores de los colegios deben ofrecer a los padres de los alumnos en el tiempo en el que se formalicen las matrículas. Los padres pueden elegir entre la religión o bien la «atención educativa», que no es asignatura ni materia académica. Como su nombre indica, es una atención sin valor académico que se da a los alumnos que no elijan Religión católica.

domingo, 18 de abril de 2010

Compendio del Catecismo


Nº 575
¿Cómo fortalecer nuestra confianza filial?

La confianza filial se pone a prueba cuando pensamos que no somos escuchados. Debemos preguntarnos, entonces, si Dios es para nosotros un Padre cuya voluntad deseamos cumplir, o más bien un simple medio para obtener lo que queremos. Si nuestra oración se une a la de Jesús, sabemos que Él nos concede mucho más que este o aquel don, pues recibimos al Espíritu Santo, que transforma nuestro corazón.


Nº 576

¿Es posible orar en todo momento?

Orar es siempre posible, pues el tiempo del cristiano es el tiempo de Cristo resucitado, que está con nosotros «todos los días» (Mt 28, 20).

Oración y vida cristiana son, por ello, inseparables.

Orar con una sonrisa diaria


Cuentan de Oscar Wilde que iba un día paseando tranquilamente por la calle y un amigo que se cruzó con él le preguntó: -¿Adónde vas? -Estoy huyendo de la tentación -le respondió. -¡Tan despacio! -Es que quiero que me alcance.


Muchas veces esa es nuestra manera de huir de la tentación: más bien parece que queremos "que me alcancen".
El coqueteo con la tentación es camino seguro para caer en ella. Cuando uno resbala y empieza a patinar, lo más probable es que se dé de narices. ¡Cuántas veces se acaba cayendo porque se empezó sin querer, de verdad, evitarlo!

(Tomado del libro de Agustín Filgueiras "Orar con una sonrisa diaria" Colección HABLAR CON JESÚS)


Peregrinación a Lourdes 2010. Viaje de la esperanza


La Hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes de A Coruña, informa a las personas enfermas, peregrinos y voluntarios que deseen integrarse en la Peregrinación al Santuario de la Virgen de Lourdes, que tendrá lugar del 13 al 17 de mayo de 2010, se pongan en contacto con los organizadores en los teléfonos que a continuación se indican para cada caso:

Enfermos: 881 88 49 26
Peregrinos: 981 27 67 05
Voluntarios: 981 63 17 76

Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado


En aquel tiempo, Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberiades. Y se apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás apodado el Mellizo, Natanael el de Caná de Galilea, los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. Simón Pedro les dice: - «Me voy a pescar.» Ellos contestan: - «Vamos también nosotros contigo.» Salieron y se embarcaron; y aquella noche no cogieron nada. Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice: - «Muchachos, ¿tenéis pescado?» Ellos contestaron: - «No.» Él les dice: - «Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis. » La echaron, y no teman fuerzas para sacarla, por la multitud de peces. Y aquel discípulo que Jesús tanto quería le dice a Pedro: - «Es el Señor.» Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque no distaban de tierra más que unos cien metros, remolcando la red con los peces. Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan. Jesús les dice: - «Traed de los peces que acabáis de coger.» Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red repleta de peces grandes: ciento cincuenta y tres. Y aunque eran tantos, no se rompió la red. Jesús les dice: - «Vamos, almorzad,» Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era, porque sabían bien que era el Señor. Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado. Ésta fue la tercera vez que Jesús se apareció a los discípulos, después de resucitar de entre los muertos.

domingo, 11 de abril de 2010

Ya nos puedes encontrar en Google Maps

Cómo podéis ver nuestra Parroquia ya está en Google Maps, ya nos pueden localizar desde cualquier lugar a través de internet.


Ver Mis ubicaciones guardadas en un mapa más grande

Sábana Santa y Benedicto XVI

VATICANO, 11 Abr. 10

Tras el rezo del Regina Caeli en el Palacio Apostólico de Castelgandolfo, el Papa Benedicto XVI se refirió al inicio, ayer, de la ostensión de la Sábana Santa de Turín que será vista por peregrinos de todo el mundo hasta el 23 de mayo. El Santo Padre llegará el 2 de mayo a la mencionada ciudad italiana y presidirá una Solemne Eucaristía en la Plaza de San Carlos.

Benedicto XVI señaló que "ayer se ha iniciado en Turín la ostensión de la sagrada Síndone. También yo, Dios mediante, me dirigiré a venerarla el próximo 2 de mayo".

"Me alegro por este evento, que una vez más está suscitando un vasto movimiento de peregrinos y también de estudios, reflexiones, pero sobre todo un extraordinario llamado hacia el misterio del sufrimiento de Cristo", señaló.

Finalmente el Papa hizo votos para que "este acto de veneración ayude a todos a buscar el Rostro de Dios, que fue la íntima aspiración de Apóstoles como lo es también la nuestra".

Fuente:www.aciprensa.com

Ostensión de la Sábana Santa


En la primavera de 2010, justo diez años después de la ostensión del año jubilar, la Síndone será expuesta de nuevo en la Catedral de Turín del 10 de abril al 23 de mayo.

En el año 2010, y por primera vez, será posible ver la Síndone después de la intervención que sufrió en el año 2002: una operación de conservación y restauración durante la cual se retiraron algunos trozos de tela quemada en el incendio de 1532 en Chambery (Francia), los 'parches' aplicados por las monjas clarisas para su reparación, y la tela de Holanda a la cual se había cosido la Síndone en 1534. La Síndone está ahora situada en un nuevo soporte.

Se dará información más reciente y detallada a lo largo de la ruta introductoria hasta la Síndone, la cual entre otras cosas incluirá un área de lectura previa y documentos fotográficos en alta resolución.

El sistema de registro para visitar la Síndone, al que podrás acceder usando el sitio web www.sindone.org o el centro de llamadas telefónicas, está operativo desde el pasado 1 de diciembre.

Durante la ostensión estará también disponible (para visitas el mismo día) un centro de registro 'inmediato', punto de recepción que estará situado en Piazza Castello, cerca de la catedral. Se procurará máxima atención a los enfermos, discapacitados, miembros de órdenes religiosas y peregrinos de la diócesis.

Durante la ostensión y el período previo habrá eventos litúrgicos y culturales, citas que serán definidas por el comité organizador en los próximos meses.

Turín también espera durante la ostensión la visita del papa Benedicto XVI, que celebrará la misa en la catedral.

Orar con una sonrisa diaria


Dos borrachos conversan mientras caminan de vuelta a casa:

- En vez de beber vino en la taberna y pagarlo tan caro -dice uno de ellos- ¿por qué no lo traemos en cantidad y bebemos en casa que nos sale más barato?

El otro -sensato , a pesar de la borrachera- replica:

-¡Huy! ¿Y quién es capaz de dormir con el vino en casa?




Es sabio y sano no fiarse demasiado de uno mismo. Desconfiar de las propias fuerzas es una primera medida de prudencia.
Resulta una táctica sensata y prudente poner la tentación lejos, no metermos tontamente en ella.
El vino, al por mayor, sale más barato. Es una razón. Pero es falsa: si el borracho lo tiene a mano beberá más. Gastará menos en cada litro, pero consumirá más litros.
Siempre encontraremos falsas razones para jugar con la tentación. Pero el que juega con la tentación acaba cayendo en ella.
¿Cómo ando de sensatez?

(Tomado del libro de Agustín Filgueiras "Orar con una sonrisa diaria" Colección HABLAR CON JESÚS)

A los ocho días, llegó Jesús


Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: - «Paz a vosotros.» Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegria al ver al Señor. Jesús repitió: - «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo. » Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: - «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.» Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: - «Hemos visto al Señor.» Pero él les contestó: - «Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.» A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: - «Paz a vosotros.» Luego dijo a Tomás: - «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.» Contestó Tomás: - «¡Señor mío y Dios mío!» Jesús le dijo: - «¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.» Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Éstos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre.