domingo, 25 de octubre de 2009

CELEBRACIÓN POR TODOS LOS DIFUNTOS






El lunes día 2 de noviembre, a las 18 horas, la Misa será en la Iglesia Parroquial, por todos los fieles difuntos y en especial por los enterrados en este Cementerio Parroquial

CEMENTERIO PARROQUIAL

Tal como se había acordado el año pasado, anunciamos una REUNIÓN GENERAL DE PROPIETARIOS DE NICHOS de este cementerio.

Lugar:Centro cívico vecinal de Visma.

Día y Hora: El día 6 de noviembre (viernes), a las 20:30h.

Asunto: Información sobre las actuaciones llevadas a cabo en el año 2009.

Sugerencias para el futuro.

Maestro, haz que pueda ver

En aquel tiempo, al salir Jesús de Jericó con sus discípulos y bastante gente, el ciego Bartimeo, el hijo de Timeo, estaba sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Al oír que era Jesús Nazareno, empezó a gritar: - «Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí.» Muchos lo regañaban para que se callara. Pero él gritaba más: - «Hijo de David, ten compasión de mí.» Jesús se detuvo y dijo: - «Llamadlo.» Llamaron al ciego, diciéndole: - «Ánimo, levántate, que te llama.» Soltó el manto, dio un salto y se acercó a Jesús. Jesús le dijo: - «¿Qué quieres que haga por ti?» El ciego le contestó: - «Maestro, que pueda ver.» Jesús le dijo: - «Anda, tu fe te ha curado.» Y al momento recobró la vista y lo seguía por el camino.

Orar con una sonrisa diaria


Una viuda mandó escribir en la tumba de su difunto maridoel siguiente epitafio: "Descansa en paz, querido, hasta que venga, de nuevo, a reunirme contigo"




El deseo de la viuda era bueno. Pero la expresión del mismo no resultó muy afortunada.
Una de las grandes alegrías en el Cielo debe ser el ver llegar a aquellos que hemos querido en la tierra.
Formar y preparar a quienes conviven con nosotros para que se salven es, a la vez, asegurarnos nuevas gozadas en nuestra gloria.
Y vale la pena, includa por egoísmo.

(Tomado del libro de Agustín Filgueiras "Orar con una sonrisa diaria" Colección HABLAR CON JESÚS)

Compendio del Catecismo


nº355

¿Qué expresan las exequias?

Las exequias, aunque se celebren según diferentes ritos, respondiendo a las situaciones y a las tradiciones de cada región, expresan el carácter pascual de la muerte cristiana, en la esperanza de la resurrección, y el sentido de la comunión con el difunto, particularmente mediante la oración por la purificación de su alma.

domingo, 18 de octubre de 2009

Domund


DOMUND 2009


Domingo 18 de octubre
'La Palabra, luz para los Pueblos'

Los misioneros trabajan en tu nombre

les envías

rezas por ellos

haces posible su labor




Pincha encima de la imagen y accede a la página del Domund

Orar con una sonrisa diaria


El Papa Juan Pablo II, siendo cardenal arzobispo de Cracovia, se encontró con el párroco de Ketty en el funicular que lleva hasta la estación invernal. El párroco iba sin equipo de montaña.

-¿Y sus esquíes?- le preguntó el futuro papa.

-Es que no sé esquiar, Eminencia...

-Vaya, hombre- respondió el cardenal, después de quedarse mirándole de hito en hito y echarse a reír con simpatía-. No sabía que tuviese párrocos tan incompetentes en mi diócesis.


Todos llevamos dentro la tendencia a pensar que lo que a uno le gusta tiene que gustar a todos. El Cardenal de Cracovia, después Juan Pablo II, bromeaba con el párroco, tomándole el pelo. Lo malo es que, demasiadas veces, pensamos eso mismo, y no en broma, sino en serio: si el otro no sabe de lo que a mi me gusta ya me parece incompetente.
Debemos empezar por respetar los gustos de los demás, si queremos que los demás respeten los nuestros. En cuestión de gustos, en lo opinable, libertad. No fabriquemos dogmas.

(Tomado del libro de Agustín Filgueiras "Orar con una sonrisa diaria" Colección HABLAR CON JESÚS)

El Hijo del hombre ha venido para dar su vida en rescate por todos

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron: - «Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir.» Les preguntó: - «¿Qué queréis que haga por vosotros?» Contestaron: - «Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda.» Jesús replicó: - «No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?» Contestaron: - «Lo somos.» Jesús les dijo: - «El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo; está ya reservado.» Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús, reuniéndolos, les dijo: - «Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros, nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos.»

Compendio del Catecismo

Nº354
¿Qué relación existe entre los sacramentos y la muerte del cristiano?
El cristiano que muere en Cristo alcanza, al final de su existencia terrena, el cumplimiento de la nueva vida iniciada con el Bautismo, reforzada con la Confirmación y alimentada en la Eucaristía, anticipo del banquete celestial. El sentido de la muerte del cristiano se manifiesta a la luz de la Muerte y Resurrección de Cristo, nuestra única esperanza; el cristiano que muere en Cristo Jesús va «a vivir con el Señor»

miércoles, 14 de octubre de 2009

Confirmación

Comenzamos la preparación para la Confirmación este viernes 16 de octubre en el salón parroquial a las 18:30.
Si todavía no te has apuntado hazlo ya.
Para facilitaros la asistencia podéis elegir entre el jueves o el viernes, de 18:30 a 19:30 en el salón parroquial.
Te esperamos. Anímate

lunes, 12 de octubre de 2009

Virgen del Pilar

La tradición, tal como ha surgido de unos documentos del siglo XIII que se conservan en la catedral de Zaragoza, se remonta a la época inmediatamente posterior a la Ascensión de Jesucristo, cuando los apóstoles, fortalecidos con el Espíritu Santo, predicaban el Evangelio. Se dice que, por entonces el Apóstol Santiago el Mayor, hermano de San Juan e hijo de Zebedeo, predicaba en España. Aquellas tierras no habían recibido el evangelio, por lo que se encontraban atadas al paganismo. Santiago obtuvo la bendición de la Santísima Virgen para su misión.

Los documentos dicen textualmente que Santiago, "pasando por Asturias, llegó con sus nuevos discípulos a través de Galicia y de Castilla, hasta Aragón, el territorio que se llamaba Celtiberia, donde está situada la ciudad de Zaragoza, en las riberas del Ebro. Allí predicó Santiago muchos días y, entre los muchos convertidos eligió como acompañantes a ocho hombres, con los cuales trataba de día del reino de Dios, y por la noche, recorría las riberas para tomar algún descanso".

En la noche del 2 de enero del año 40, Santiago se encontraba con sus discípulos junto al río Ebro cuando "oyó voces de ángeles que cantaban Ave, María, gratia plena y vio aparecer a la Virgen Madre de Cristo, de pie sobre un pilar de mármol". La Santísima Virgen, que aún vivía en carne mortal, le pidió al Apóstol que se le construyese allí una iglesia, con el altar en torno al pilar donde estaba de pie y prometió que "permanecerá este sitio hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio".

Desapareció la Virgen y quedó ahí el pilar. El Apóstol Santiago y los ocho testigos del prodigio comenzaron inmediatamente a edificar una iglesia en aquel sitio y, con el concurso de los conversos, la obra se puso en marcha con rapidez. Pero antes que estuviese terminada la Iglesia, Santiago ordenó presbítero a uno de sus discípulos para servicio de la misma, la consagró y le dio el título de Santa María del Pilar, antes de regresarse a Judea. Esta fue la primera iglesia dedicada en honor a la Virgen Santísima.

Muchos historiadores e investigadores defienden esta tradición y aducen que hay una serie de monumentos y testimonios que demuestran la existencia de una iglesia dedicada a la Virgen de Zaragoza. El mas antiguo de estos testimonios es el famoso sarcófago de Santa Engracia , que se conserva en Zaragoza desde el siglo IV, cuando la santa fue martirizada. El sarcófago representa, en un bajo relieve, el descenso de la Virgen de los cielos para aparecerse al Apóstol Santiago.

Asimismo, hacia el año 835, un monje de San Germán de París, llamado Almoino, redactó unos escritos en los que habla de la Iglesia de la Virgen María de Zaragoza, "donde había servido en el siglo III el gran mártir San Vicente", cuyos restos fueron depositados por el obispo de Zaragoza, en la iglesia de la Virgen María. También está atestiguado que antes de la ocupación musulmana de Zaragoza (714) había allí un templo dedicado a la Virgen.

La devoción del pueblo por la Virgen del Pilar se halla tan arraigada entre los españoles y desde épocas tan remotas, que la Santa Sede permitió el establecimiento del Oficio del Pilar en el que se consigna la aparición de la Virgen del Pilar como "una antigua y piadosa creencia".

Numerosos milagros de la Virgen

En 1438 se escribió un Libro de milagros atribuidos a la Virgen del Pilar, que contribuyó al fomento de la devoción hasta el punto de que, el rey Fernando el católico dijo: "creemos que ninguno de los católicos de occidente ignora que en la ciudad de Zaragoza hay un templo de admirable devoción sagrada y antiquísima, dedicado a la Sta.y Purísima Virgen y Madre de Dios, Sta. María del Pilar, que resplandece con innumerables y continuos milagros".

El Gran milagro del Cojo de Calanda (1640) Se trata de un hombre a quien le amputaron una pierna. Un día años mas tarde, mientras soñaba que visitaba la basílica de la Virgen del Pilar, la pierna volvió a su sitio. Era la misma pierna que había perdido. Miles de personas fueron testigos y en la pared derecha de la basílica hay un cuadro recordando este milagro.

El Papa Clemente XII señaló la fecha del 12 de octubre para la festividad particular de la Virgen del Pilar, pero ya desde siglos antes, en todas las iglesias de España y entre los pueblos sujetos al rey católico , se celebraba la dicha de haber tenido a la Madre de Dios en su región, cuando todavía vivía en carne mortal.

Tres rasgos peculiares que caracterizan a la Virgen del Pilar y la distinguen de las otras:

1- Se trata de una venida extraordinaria de la Virgen durante su vida mortal. A diferencia de las otras apariciones la Virgen viene cuando todavía vive en Palestina: ¨Con ninguna nación hizo cosa semejante", cantará con razón la liturgia del 2 de enero, fiesta de la Venida de la Virgen.

2- La Columna o Pilar que la misma Señora trajo para que, sobre él se construyera la primera capilla que, de hecho, sería el primer Templo Mariano de toda la Cristiandad.

3- La vinculación de la tradición pilarista con la tradición jacobea (del Santuario de Santiago de Compostela). Por ello, Zaragoza y Compostela, el Pilar y Santiago, han constituido dos ejes fundamentales, en torno a los cuales ha girado durante siglos la espiritualidad de la patria española.

Fuente: http://www.corazones.org

domingo, 11 de octubre de 2009

Orar con una sonrisa diaria


Un amigo de John Rockefeller acudió a él buscando un consejo para resolver su problema:

-Un individuo me debe 50.000 dólares. Pero no tengo ningún justificante. ¿Qué puedo hacer?

-Escríbele- le aconsejó Rockefeller- una carta reclamándole 100.000 dólares. Seguro que te contestará diciendo que estás equivocado, que no son 100.000 sino 50.000. Entonces ya tendrás el justificante.



Hay una doble constante en la vida del hombre: la dificultad para ver la deuda que nosotros tenemos con los demás y la tendencia a exagerar lo que los demás nos deben a nosotros.
La ley de la felicidad va por otro camino: exigirse mucho a uno mismo y, más bien, exigir poco a los demás.

(Tomado del libro de Agustín Filgueiras "Orar con una sonrisa diaria" Colección HABLAR CON JESÚS)

Vende lo que tienes y sígueme


En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?» Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.» Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.» Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego síguerne.» A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!» Los discípulos se extrañaron de estas palabras.Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.» Ellos se espantaron y comentaban: «Entonces, ¿quién puede salvarse?» Jesús se les quedó mirando. y les dijo: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.» Pedro se puso a decirle: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.» Jesús dijo: «Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones- , y en la edad futura, vida eterna.»

Compendio del Catecismo


Nº 342
¿Es el Matrimonio una obligación para todos?
El Matrimonio no es una obligación para todos. En particular, Dios llama a algunos hombres y mujeres a seguir a Jesús por el camino de la virginidad o del celibato por el Reino de los cielos; éstos renuncian al gran bien del Matrimonio para ocupase de las cosas del Señor tratando de agradarle, y se convierten en signo de la primacía absoluta del amor de Cristo y de la ardiente esperanza de su vuelta gloriosa.

Nº 343
¿Cómo se celebra el sacramento del Matrimonio?
Dado que el Matrimonio constituye a los cónyuges en un estado público de vida en la Iglesia, su celebración litúrgica es pública, en presencia del sacerdote (o de un testigo cualificado de la Iglesia) y de otros testigos.

martes, 6 de octubre de 2009

Virgen del Rosario y Coruña

Nuestra ciudad sufre el asedio inglés de 120 barcos y 23.000 hombres desde el 4 de mayo de 1589 hasta el día 19 del mismo mes. Ante tal amenaza de destrucción y muerte, los coruñeses acuden a la Virgen del Rosario. Los cofrades se reúnen el 8 de mayo en el convento dominicano y hacen un VOTO con el que se comprometen, "si se ven libres de la invasión, a celebrar solemnes cultos en honor de la Virgen del Rosario, misa y vísperas..., y que los actos religiosos se harían en la Iglesia de Santo Domingo el día 2 de julio, fiesta de la Visitación de María a su prima Isabel... "

Diez días después el enemigo prendió fuego al edificio de Santo Domingo, que quedó totalmente destruido. Al día siguiente -19 de mayo-, Drake y sus huestes levantaron el cerco y se hicieron a la mar dejando tranquilos a los coruñeses.

El mismo día 19, las autoridades del Ayuntamiento, recogiendo el clamor popular e interpretando el general parecer de que La Coruña se libró de la destrucción por intercesión de la Virgen del Rosario, se comprometen a cumplir el VOTO y a celebrar anualmente una fiesta de acción de gracias, sufragando los gastos de dicha fiesta y asistiendo oficialmente a la procesión y a los cultos religiosos.

Dos siglos después, en enero de 1.809, los coruñeses se alarman de nuevo ante la llegada del ejército francés, y vuelven a suplicar a la Virgen del Rosario que les libre de esta segunda invasión.

Se renueva el VOTO por parte del Ayuntamiento, recogiendo lo más significativo de los otros dos: el de los cofrades y el de la Ciudad. También en esta ocasión La Coruña se libró de ser arrasada.

La Virgen del Rosario, patrona de la Ciudad de La Coruña, fue coronada canónicamente el 11 de septiembre de 1960 por el cardenal Quiroga Palacios, legado pontificio del Papa Juan XXIII.

Virgen del Rosario


El Arzobispo de Santiago, Julián Barrio, presidirá mañana miércoles 7 de octubre, a las 12.00h, en A Coruña en la Iglesia de los PP. Dominicos, una Eucaristía en honor a la Virgen del Rosario. Concelebrarán con Monseñor Barrio, la comunidad religiosa de los PP. Dominicos, el Abad de la Colegiata, el párroco de la Iglesia de Santiago y otros sacerdotes de la Vicaría de A Coruña.

domingo, 4 de octubre de 2009

Reunión de padres y madres

Os recordamos que el próximo martes 6 y el miércoles 7 de octubre (a elegir) a las 18:30 tendrá lugar en el salón parroquial (al lado de la iglesia) la primera reunión de padres y madres con motivo del inicio de la catequesis. Os esperamos.

Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre


En aquel tiempo, se acercaron unos fariseos y le preguntaron a Jesús, para ponerlo a prueba: - «¿Le es lícito a un hombre divorciarse de su mujer?» Él les replicó: - «¿Qué os ha mandado Moisés?» Contestaron: - «Moisés permitió divorciarse, dándole a la mujer un acta de repudio.» Jesús les dijo: -«Por vuestra terquedad dejó escrito Moisés este precepto. Al principio de la creación Dios "los creó hombre y mujer. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne". De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.» En casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo. Él les dijo: - «Si uno se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. Y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio.» Le acercaban niños para que los tocara, pero los discípulos les regañaban. Al verlo, Jesús se enfadó y les dijo: - «Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis; de los que son como ellos es el reino de Dios. Os aseguro que el que no acepte el reino de Dios como un niño, no entrará en él.» Y los abrazaba y los bendecía imponiéndoles las manos.

Orar con una sonrisa diaria


En los día en que un helado costaba mucho menos, un niño de diez años entró en un establecimiento y se sentó en una mesa. La camarera se acercó por ver lo que quería. -¿Cuánto cuesta un helado de chocolate con cacahuetes?- preguntó el niño. -Cincuenta centavos- respondió la camarera. El niño sacó la mano de su bolsillo y examinó sus monedas. -¿Y cuánto cuesta un helado solo?- volvió a preguntar. Algunas personas estaban esperando por una mesa y la camarera ya estaba un poco impaciente. -Treinta y cinco centavos-dijo ella bruscamente. El niño volvió a contar las monedas. -Quiero el helado solo- dijo el niño. La camarera le trajo el helado; de mala gana lo puso sobre la mesa con el tiquet de la cuenta, y se fue. El niño terminó el helado, pagó en la caja y se marchó. Cuando la camarera volvió, empezó a limpiar la mesa y entonces le costó tragar saliva. Allí, puesto ordenadamente junto al plato vacío, había quince centavos, la diferencia entre el precio del helado solo y del helado de chocolate con cacahuetes. Por dejarle aquella propina, el pequeño había sacrificado su gusto.

Con frecuencia aquellos que juzgamos mal, nos dan lecciones. Una cosa es lo que parece y otra, muy distinta, la realidad.
Muchas veces no nos agrada lo que otro hace, o nos hace, porque nos parece que lo hace por un motivo que no nos gusta. Si después llegamos a conocer el verdadero motivo que le ha movido, frecuentemente, tenemos que cambiar de opinión. Es arriesgado juzgar sin conocer toda la verdad.

(Tomado del libro de Agustín Filgueiras "Orar con una sonrisa diaria" Colección HABLAR CON JESÚS)

Compendio del Catecismo


Nº 250
¿Cómo se distinguen los sacramentos de la Iglesia?
Los sacramentos de la Iglesia se distinguen en sacramentos de la iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía); sacramentos de la curación (Penitencia y Unción de los enfermos); y sacramentos al servicio de la comunión y de la misión (Orden y Matrimonio). Todos corresponden a momentos importantes de la vida cristiana, y están ordenados a la Eucaristía «como a su fin específico» (Santo Tomás de Aquino).